El lunes 28 comienzan, al fin, las obras del cruce de Vara de Rey en Logroño

Después de décadas de planificación, lustros de proyecto acompañado de aplazamientos y 3 años de parón total debido al cambio de gobierno, por fin empezarán unas obras llamadas a transformar definitivamente uno de los cruces más importantes de la capital riojana. Junto al nuevo cruce se reconfigurarán las calles adyacentes y se progresará en proyecto del soterramiento y el arreglo definitivo de las inmediaciones de la gran estación de trenes y buses

Los vecinos de la zona en cuestión se verán afectados por 10 largos meses de obras de considerable calado, pero por fin podrán descansar tranquilos sabiendo que, en un año, podrán disfrutar al fin de un entorno urbano nuevo y adaptado al siglo XXI.

Después de muchos años de idas y venidas, desacuerdos políticos, parones urbanísticos, protestas vecinales y un sinfín de aplazamientos, el próximo lunes las excavadoras acudirán al viejo cruce de Vara de Rey.

Timeline de las obras de Vara de Rey

La obra, consistente en varias actuaciones sucedidas en el tiempo, arranca de forma simultánea en avenida de Lobete y Miguel Delibes, vías de acceso a la estación de autobuses. Exigirá el corte de Vara de Rey, desde el cruce con Pino y Amorena y Huesca hasta el colegio Escolapias.

El Ayuntamiento de Logroño ha concretado el inicio de esta gran actuación, de la que afirman, supondrá la ganancia de 4 000 metros cuadrados de espacio peatonal. Se trata de una obra conformada entre las calles avenida de Colón y República Argentina que afecta, como no puede ser de otra forma, a varias calles del entorno.

Obras durante las primeras 16 semanas: Accesos a la estación de autobuses

Se construirá, por un lado, el vial de Miguel Delibes Este, desde la calle Hermanos Hircio hasta avenida de Colón. La obra supondrá también la creación de una nueva rotonda que dará acceso directo a los autobuses que lleguen a la estación. En esta parte, la obra coincidirá con los trabajos para el soterramiento de la nueva Subestación Eléctrica de Cascajos, que ya han comenzaron hace semanas.

Simultáneamente, se acondicionará el entorno de la rotonda de Belchite, desde la calle Pino y Amorena hasta la rotonda de avenida de Colón. Al comienzo de la obra se demolerá el muro que separa el parque Felipe VI con Avenida de Lobete y se crearán unas nuevas aceras.

Estas dos actuaciones que conforman las dos calles y las tres rotondas concluirán con los trabajos de aglomerado, señalización y alumbrado, que no serán llevados a cabo hasta la semana 20.

Semana 16: Peatonalización en Duques de Nájera

Se llevará a cabo desde la rotonda de la calle Belchite hasta el cruce con Vara de Rey. Esta obra se prolongará prácticamente hasta el final.

Al mismo tiempo tendrán lugar las obras en los viales de avenida de Colón y Miguel Delibes. También se acometerán los trabajos de urbanización de Duques de Nájera desde el nº16 hasta el cruce con Vara de Rey, y de las aceras de Vara de Rey desde Huesca-Pino y Amorena hasta el cruce.

En este tramo de Vara de Rey se permitirá durante esta fase el paso peatonal y se habilitará uno de los carriles de circulación por sentido para acceso exclusivo a los garajes. Estas obras estarán terminadas en seis semanas.

De la semana 8 a la 24: Corte del tráfico rodado en Vara de Rey y en Duques de Nájera sentido este

Se permitirá el acceso a los garajes en todo momento y el tránsito de vehículos hacia Duques de Nájera será por el ramal habilitado desde Vara de Rey.

De la semana 24 a la 36: Desmontaje del tablero del túnel y el vial

Quizá la obra más relevante de todas.

La ejecución de esta última está limitada por la disponibilidad de horario sobre el cajón ferroviario que marca ADIF.

Los últimos trabajos de esta actuación concluirán con las tareas de aglomerado, jardinería, señalización y alumbrado en las calles Duques de Nájera, Vara de Rey y Miguel Delibes. Tendrán lugar durante el mes de diciembre, cuando se modificarán de forma definitiva los portales de las viviendas afectadas, como Diario La Rioja y el edificio Patricia.

El nuevo espacio resultante será un cruce semaforizado que permitirá dar prioridad al sentido norte-sur de la ciudad. El ramal de Duques de Nájera, entre los números 2 al 8, se transformará en una calle de prioridad peatonal. Una solución que, según el ayuntamiento, acorta los trayectos peatonales, añade seguridad y permitirá dar prioridad al autobús urbano.

El cruce semafórico permitirá, además, que los peatones puedan seguir recorridos directos a la vez que aumenta la seguridad de todos los usuarios de la vía. Asimismo, la regulación semafórica permite dar prioridad al sentido norte-sur en la calle Vara de Rey, que supone una arteria principal de entrada y salida de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.