El juez rechaza la prisión preventiva contra Fujimori solicitada en medio de la investigación por posible fraude electoral

El Poder Judicial de Perú ha señalado en una publicación de Twitter que:

«El juez Víctor Zúñiga Urday declara infundado pedido fiscal de variación de medida de comparecencia restrictiva por prisión preventiva contra Keiko Fujimori, acusada por lavado de activos y otros».

José Domingo Pérez, fiscal del equipo especial Lava Jato, solicitó el 11 de junio la detención preventiva de Keiko Fujimori, al considerar que había violado los términos de su libertad condicional.

Pérez explicó que Fujimori había incumplido una de las medidas que debía seguir a cambio de salir de prisión, concretamente la de no comunicarse con otros testigos del caso

En dicho caso, se acusa a la candidata de haber recibido financiación ilegal para sus campañas presidenciales de 2011 y 2016 a través de la constructora Odebrecht.

Este lunes se ha celebrado una vista donde tanto Fujimori, su abogada Giulliana Loza y el fiscal Pérez participaron. Fujimori afirmó que:

«He venido cumpliendo escrupulosamente cada uno de los requisitos. Cada vez que he salido de viaje (durante la campaña electoral), he entregado un informe con mis actividades».

Y aseguró:

«He sido tan escrupulosa que en las entrevistas que he tenido a lo largo de la campaña que me he excusado de hacer referencias al proceso para no perturbarlo».

El juez, aunque ha rechazado la solicitud, ha reconocido que en alguna ocasión ha habido acercamiento entre Fujimori y testigos el caso por lo que ha hecho hincapié en el cumplimiento de las medidas:

«De no hacerlo, se dictará nuevamente prisión preventiva en su contra, previo requerimiento de la Fiscalía».

Fujimori cumplía pena de prisión delictiva desde principios de 2020, hasta que la Justicia la revocó en mayo de ese mismo año.

Ocurrió a raíz de una apelación presentada por la defensa de la candidata que pedía revocar la prisión preventiva alegando que «la sospecha de culpabilidad basada» no podía por sí sola ser razón suficiente para dictar esta pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *