El juez ordena la liberación de Novak Djokovic, retenido en un centro de inmigración desde el jueves, que podrá jugar en el Open de Australia

Este lunes, el juez Anthony Kelly del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, Australia, ha ordenado al Gobierno australiano que libere al tenista serbio Novak Djokovic, que se encuentra retenido desde el jueves de la semana pasada en un centro de inmigración tras la revocación de su visado por no estar vacunado contra el Covid.

Kelly ha ordenado además al Gobierno que implemente tal orden de liberación en los próximos 30 minutos, le entregue su pasaporte y pague sus costes legales

Esto permitiría además que Djokovic participara en el Open de Australia, algo que le permitiría si ganara, conseguir su décimo título en dicho torneo y su vigésimo primer Gran Slam, con lo que superaría a sus rivales, el español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer.

Djokovic presentó una exención médica para entrar al país

Cabe recordar que el Gobierno australiano exige que los viajeros tengan pauta completa de vacunación contra el Covid o una exención médica válida para entrar al país

Así pues, en la vista virtual que ha tenido lugar hoy, el Gobierno australiano ha revertido su decisión de cancelar el visado

No obstante el abogado Cristopher Tran ha señalado que Alex Hawke, ministro de Inmigración, está considerando usar sus poderes especiales para deportar a Djokovic; potencial gesto que el magistrado Kelly ha considerado «muy preocupante».

DETENCIÓN Y RETENCIÓN

El jueves pasado, el Gobierno de Australia detuvo a Djokovic, de 34 años, en un hotel de Melbourne tras cancelar su visado al desestimar la exención médica que había obtenido para entrar en el país y participar en el Abierto de Australia sin estar vacunado.

Los abogados del tenista serbio alegaron en la vista virtual de hoy -que comenzó con retraso por problemas técnicos- que su cliente siguió todos los pasos que creyó necesarios para entrar en Australia.

No es el único tenista que ha sufrido este trato

Este sábado, la tenista checa Renata Vorácová, fue detenida -igual que Djokovic- tras la cancelación de su visado por parte del Gobierno australiano.

Ella también tenía una exención similar a la de Djokovic, pero acabó abandonando el país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.