El jefe de Comunicación y Redes Sociales de Podemos colabora con el régimen comunista cubano para desacreditar las protestas

Julián Macías Tovar, jefe de Comunicación y Redes Sociales de Podemos,  también conocido como el «jefe de la guerrilla digital» de Podemos, ha colaborado en el programa de televisión cubano de propaganda oficial del régimen Mesa Redonda, con el objetivo de ayudar al dictador Díaz Canel a desacreditar las manifestaciones.

La dictadura ha recurrido a Podemos para descalificar las protestas y por ello invitado como «amigo experto» a Macías Tovar, para reforzar la tesis oficial del régimen

Así pues, Macías Tovar explicó que según su investigación las protestas cubanas han sido «orquestadas» desde el extranjero «por el argentino Agustín Antonneti», que el régimen identifica «como un operador político de la derecha que ha participado en varias operaciones contra los procesos de izquierda en América Latina».

El podemita entró en directo a través de una videollamada de WhatsApp, puesto que la dictadura mantiene bloqueadas las comunicaciones, y ha sido entrevistado por los periodistas al servicio del régimen, Randy Alonso y Arleen Rodríguez.

Según Macías Tovar, las movilizaciones se desataron a raíz de la campaña de petición de ayuda humanitaria lanzada a través de las redes sociales:

«Con la participación de artistas y miles de cuentas recién creadas y bots por las muertes por COVID».

Insiste además que:

«Miles de cuentas con actividad poco usual enviaban a todas las cuentas relevantes en redes mensajes con el hashtag #SOSCuba en muchas ocasiones con la misma imagen usadas por disidentes cubanos y por cuentas de ultraderecha como políticos de Centro Democrático de Colombia y VOX».

La misma tesis del régimen que intenta defender Macías Tovar, se derrumba al final de la entrevista, cuando reconoció que las protestas fueron reales y multitudinarias:

«Aunque se haya distorsionado la información, no quiere decir que haya personas reales que han participado y que las manifestaciones son reales e incluso pueden ser importantes».

Finalmente pidió al Gobierno de Cuba que respete el derecho de manifestación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *