El Instituto de las Mujeres se gasta 102.245 euros públicos en un cartel de varias mujeres obesas en bañador en una playa para «sensibilizar a la sociedad contra los estereotipos de género»

Como viene siendo habitual, el gasto constante de dinero público en polémicas campañas de propaganda feminista, está siendo la tónica habitual del Ministerio de Igualdad de la ministra de Unidas Podemos, Irene Montero.

Montero ha defendido que «Todos los cuerpos son válidos» haciendo apología de la obesidad en las playas públicas

Este pasado miércoles 27 de julio, Montero ha desatado la polémica en las redes sociales con la publicación de un cartel que la ministra, a través de su cuenta oficial de Twitter, ha acompañado del siguiente escrito:

“Todos los cuerpos son válidos y tenemos derecho a disfrutar de la vida como somos, sin culpa ni vergüenza. ¡El verano es para todas!”

El grotesco cartel muestra una playa con varias mujeres obesas en bañador reivindicando su libertad de acudir libremente a las playas. Algo que llevan pudiendo hacer desde siempre, sin ningún tipo de problema.

Esta desafortunada campaña feminista fue contratada en marzo por un importe de 102.245 euros, según revela la Plataforma de Contratación del Estado

El concepto del contrato es “una campaña de sensibilización social contra los estereotipos de género basados en los cánones de belleza femeninos, dirigida a la población general”.

Según parece, lo único que se le ha ocurrido al Instituto de las Mujeres para «sensibilizar a la sociedad contra los estereotipos de género», ha sido gastarse más de 100 mil euros en el diseño de un cartel de varias mujeres obesas en bañador recortadas en una playa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.