El infierno de los centros de tutelados de Oltra; también medicaron a los menores sin consentimiento ni diagnóstico

Cada vez más hallazgos exponen el infierno vivido por los menores tutelados en la Comunicad Valenciana en centros bajo el control de la consejería liderada por Mónica Oltra desde 2015.

Hasta el momento se han denunciado 175 abusos sexuales a menores

Uno de estos casos fue el del entonces marido de Oltra, con el presunto conocimiento y encubrimiento de ésta, cuando el agresor trabajaba en uno de los centros como cuidador.

Ahora se ha revelado que muchos menores fueron medicados sin consentimiento informado y sin diagnóstico

INVESTIGACIÓN

La investigación del defensor del pueblo (Sindic de Greuges) ha llevado al descubrimiento de :

«Incumplimientos de la normativa en cuestiones tan sensibles como la medicación de los menores o su tiempo de estancia en los centros».

El informe, desvelado por El Mundo, señala que los diagnósticos más frecuentes entre los menores son «trastorno de conducta, TDAH y el trastorno disocial».

Ha advertido también que:

«Mayoritariamente, a los menores se les administra medicación que, en todo caso, está prescrita y pautada por los facultativos».

No obstante:

«No se recaba el consentimiento informado a los que por ley se les reconoce ese derecho».

Esto es, a los mayores de 16 años. Y luego subraya que:

«Al menos en 20 casos no se dispone de diagnóstico, aunque algunos de estos casos reciben medicación».

ESTANCIAS SIN LÍMITE NI CONTROL

Otra irregularidad encontrada es la siguiente:

«Muchos de los menores atendidos han sobrepasado el tiempo de estancia máximo establecido».

Y es que para este tipo de centros, el tiempo de estancia máximo legal es de nueve meses

El informe indica también que se han encontrado estancias de hasta «77 meses» y que algunos menores «han reingresado en el mismo centro«.

Por otra parte, el Defensor del Pueblo recrimina en el informe a la Consejería de Oltra porque:

«No ha informado de los estándares internacionales y del control de calidad al que están sujetos los centros específicos para menores».

Finalmente concluye afirmando que:

«Podría aconsejar que continúe con su labor de investigación sobre los centros de protección».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.