El Gobierno vasco se hace con el control de las cárceles y el destino de 67 asesinos etarras

El acuerdo alcanzado en abril por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez con el PNV para conseguir su apoyo, se ha completado.

El peaje político entrega la titularidad de las cárceles de Zaballa en Álava, Basauri en Vizcaya y Martutene en Guizpúzcoa y podría cuantificarse además en más de 70 millones de euros.

Aún es más, el Ministerio del Interior pagará íntegramente la construcción de la nueva cárcel de Zubieta, situada en Guipúzcoa. Cuando esté finalizada, pasará a estar bajo control autonómico sustituyendo a la de Martutene, que volverá entonces a la titularidad del Gobierno.

Según el pliego de construcción aprobado en marzo, el coste de la cárcel será de 39 millones de euros y terminará en primavera de 2023.

El control de las cárceles dará al Gobierno vasco potestad sobre el destino de 1.300 presos, entre los que 67 son asesinos terroristas pertenecientes a la banda terrorista ETA.

Todos acercados por Sánchez a la comunidad autónoma desde su llegada al poder

De los 67 etarras actualmente hay:

  • 44 en prisión.
  • 13 son traslados que han sido aprobados pero que todavía no se han hecho efectivos.
  • 8 en libertad vigilada en sus domicilios por circunstancias personales.
  • 1 en el ala psiquiátrica del centro hospitalario Aita Menni de Mondragón en Guipúzcoa.
  • 1 en el centro Besarkada Etxea en Vitoria, para personas con VIH avanzado sin apoyo familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *