El Gobierno repartirá 120 millones en ayudas a empresas que sustituyan el transporte por camión por trenes de mercancías

La Comisión Europea da su aval al plan español para otorgar subvenciones directas a las compañías de transporte de mercancías que desplacen sus cargas por la red ferroviaria en lugar de por la carretera

Mientras que el Gobierno se sentaba con los representantes del transporte por carretera para tratar de consensuar un plan de ayudas que permita superar la actual situación de ruina y huelga del sector, la Comisión Europea ha anunciado su aval al plan de ayudas directas dotado con 120 millones de euros presentado por el Gobierno de España para impulsar el desplazamiento de cargas desde la carretera al ferrocarril.

En teoría, el plan tiene como objetivo tratar de rebajar las emisiones contaminantes a golpe de fondos europeos, aunque posiblemente también reducir la dependencia del transporte de mercancías por carretera.

El Gobierno pretende abonar de forma directa una cantidad a las compañías de transporte de mercancías por mover sus cargas por ferrocarril.

La subvención, ya autorizada por Bruselas, se abonará en función de las toneladas de carga que pasen del camión al ferrocarril. Busca compensar a las compañías por el mayor coste comparado de trasladar las cargas por vía ferroviaria. Las ayudas europeas compensarían ese sobrecoste y serviría para engrasar la transición desde un modelo de transporte de mercancías totalmente volcado en el transporte por carretera hacia otro más intermodal.

La vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, justificaba este lunes a través de un comunicado que «el régimen por valor de 120 millones de euros aprobado hoy contribuirá a mejorar la competitividad y la ecologización del transporte de mercancías por ferrocarril en España y también apoyará la transición de la carretera al ferrocarril, alineándose con los objetivos del Pacto Verde Europeo, limitando al mismo tiempo las posibles distorsiones de la competencia».

Argumentos de peso desde la perspectiva de la política europea pero tal vez controvertidos en un contexto en el que una parte importante del transporte por carretera español lleva una semana ‘en armas’ por la falta de respuestas al precio del combustible y por las respuestas de un Gobierno al que consideran incompetente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.