El fin de un sueño

Duró poco, muy poco, y ni pudimos verlo en persona, pero como si del final de Los Serrano se tratase, el sueño acabó ayer, y pasó a ser una pesadilla, una dolorosa pesadilla.

Puede que muchos no quisiéramos abrir los ojos durante la temporada, que creyéramos que el equipo era mejor que lo que realmente es, y puede que todo fuera por el sueño que se estaba viviendo, pero la realidad es la que es, y es dura, muy dura.

La realidad es que el equipo no ha dado más de sí, ha sido una temporada nefasta, con olas como si fueran las del COVID, y hasta con un espejismo en el mes de Noviembre, ¡en la jornada 14 íbamos séptimos con 23 puntos! y en la jornada 42 hemos acabado 20 con 44 puntos. Un auténtico desastre.

Pese a todo lo que se pueda hablar en el plano deportivo, que es mucho, lo principal y más importante, está en el club, sí, en el club.
Una gestión desastrosa desde todos los estamentos del club, un año horrible.

¿Dónde ha estado la profesionalidad que se le presupone a un club de fútbol profesional? Ya os lo digo yo, en ningún sitio. Ha sido un bochorno, empezando por el dueño del club, un señor al que hay que agradecerle mucho, pero al que ahora hay que decirle lo que hay.

¿Dónde está el dinero que se ingresó por el ascenso? No se ha hecho NINGÚN fichaje, NINGUNO. Todos fichas libres, descartes de clubes, o cesiones.

¿Cuál ha sido la labor del director deportivo? ¿Alguien nos explicará el desastre del caso Van La Parra? ¿Qué pasó ahí? ¿Por qué no se renovaron a los dos centrales titulares en 2ªB y si a los dos suplentes? ¿Por qué no se gastó dinero como hizo el Cartagena? ¿Por qué no se acudió al mercado invernal para reforzar la defensa? ¿Por qué hemos tenido 3 fichas de porteros y ni un central de garantías? (con la excepción de Clemente en algún partido) ¿Cuál es la labor que justifica su sueldo?
Un BOCHORNO, en mayúsculas. Solo espero que se gasten el dinero este verano. El objetivo debe ser luchar por volver a segunda.

Pero esto no es todo. Vuelvo a preguntarle al dueño del club, ¿qué se ha hecho con el dinero del ascenso? ¿Por qué no se ha gastado ni un solo euro en fichajes? Es inexplicable. ¿Por qué no ha sido capaz de ir a un solo partido? Da la sensación de que ni le gusta.

Una temporada después, el club sigue siendo igual de amateur que hace un año, con las mismas carencias, pero peor, porque han salido a relucir por completo. No hay profesionalidad en la gestión del club, no hay ambición. Con este plan, ¿cómo pretenden que los empresarios apuesten e inviertan su dinero?

Y, por último, y lo más importante, es la atención al socio. Ha sido una lástima que no hayamos podido ir al estadio, aunque esto no ha sido culpa suya, lógicamente.
Pero no se han dignado a realizar ni una campaña de captación, ABSOLUTAMENTE NADA. Los socios seguimos sin saber qué es del dinero que se nos debe de los abonos de la temporada pasada, ¿es suficiente con el carnet de recuerdo de esta temporada? ¿piensan decirnos algo? ¿por qué se ha sido tan opaco con los socios? ¿Por qué no se han dignado a informar de las lesiones? Y no, lo de las lesiones no es por la LOPD, porque los jugadores estarían encantados de hacer públicas sus lesiones firmando previamente un consentimiento. Mentiras a los socios, las justas.

En definitiva, y lamentándolo mucho, volvemos al barro. Un club amateur. De vuelta al fútbol semiprofesional. Nos espera un verano largo, el balón no volverá a rodar hasta agosto, pero esperemos que esto haya servido para que aprendan la lección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *