El exconcejal del PR+ Varea se enfrenta a cuatro años y medio de cárcel por presuntos delitos de prevaricación y malversación

El exconcejal del PR+ Ángel Varea se sentará el día 24 de mayo en el banquillo ante la Audiencia Provincial. Se enfrenta a 4 años y medio de cárcel y más de 20 años de inhabilitación para cargo público por presuntos delitos de prevaricación, malversación y tráfico de influencias.

También serán juzgados su asesor en esa época y el responsable de JazzGroup. El primero, Luis Erich Reiner, se enfrenta a 4 años de cárcel por presuntos delitos de prevaricación, malversación y tráfico de influencias. El segundo, Alberto Álvaro Egaña, a 2 años y medio de prisión por presuntos delitos de prevaricación y malversación.

LA ACUSACIÓN

«Con ocasión de haber tomado posesión los dos primeros de sus cargos en el Ayuntamiento de Logroño, decidieron beneficiar económicamente a la empresa JazzGroup, mercantil con la que nunca se había contratado anteriormente».

En 2009, en aras de realizar un contrato de gestión de servicios con la empresa JazzGroup, acudieron al procedimiento negociado y sin publicidad por el que Logroño Turismo se comprometía a pagar mensualmente por un periodo de doce meses a partir de la fecha de 1 enero 2.000 euros. Siendo esto prorrogable por periodos anuales sucesivos y al margen del cobro por cada proyecto adjudicado.

Al tratarse de un procedimiento negociado sin publicidad, la Fundación ofreció el contrato a tres empresas, a las que pidió presupuestos. Sin embargo, en dos de ellas el administrador era Alberto Álvaro Egaña. Por lo que, afirma el fiscal, «al ser empresas vinculadas entre sí, no se hizo oferta válida».

Pero en abril de 2010, sin ningún tipo de negociación u oferta, se ordenó que la prestación mensual subiera un 50%, hasta alcanzar la cifra de 3.000 euros mensual, que fue la cantidad pagada desde entonces a espaldas de la asesoría jurídica. Este incremento «no se documentó de ninguna manera».

Cuando el gerente de la Fundación se mostró reticente a pagar, Ángel Varea, que era en esos momentos concejal, teniente de alcalde y vicepresidente de la Fundación, y Reiner, que ear asesor y director general del área de promoción y turismo ordenaron que el pago se hiciera desde ese momento en adelante por esa cantidad de dinero. Esto ocurrió así desde abril de 2010 hasta mayo de 2011.

El mismo sistema, añade el fiscal, se utilizó para un contrato con el objeto de elaborar un folleto de vino y bodegas para su presentación en FITUR . Y ocurrió una vez más con la contratación del patrocinio Logroño turismo con la web Rioja2 el 15 de enero de 2008, l. Lo que significa, que se ofreció exclusivamente a las mismas empresas.

Por aquel entonces, Rioja2 sólo tenía un único accionista; una mercantil cuyo administrador solidario era Alberto Álvaro Egaña y que tenía el mismo domicilio social que JazzGroup. Desde entonces Rioja2 ha cambiado de propiedad y gestores.

Una nueva adjudicación de contrato ocurrió a raíz de la decisión de darle una nueva imagen identificativa a la Fundación. El 16 de abril de 2008, el servicio se adjudicó a JazzGroup por 10.295 euros. «Sorprendentemente, la factura por dicho servicio había sido abonada en fecha 12 de febrero, esto es, con anterioridad a la adjudicación», apunta el fiscal.

Para el evento «Catarsis conciertos en bodegas» en 2008 se contrató directamente y sin oferta a JazzGroup de nuevo por 4.864 euros. Sin embargo, por el mismo concepto, la empresa giró hasta 5 facturas por un importe total de 41.207,90 euros.

Esto ocurrió en numerosas ocasiones, hasta el punto que JazzGroup cobró de la Fundación Logroño Turismo 243.586,50 euros en 2008,  257.059, 06  en 2009,  131.069,03 en 2010 y  28.320 euros en 2011.

La empresa R&K Carácter Comunicación S.L que pasó a llamarse más tarde LOGROTIPO COMUNICACIÓN S.L., tenía como administrador único a un apoderado de JazzGroup. Esta empresa no presentó factura alguna hasta 2009, cuando facturó a la Fundación Logroño Turismo 255.096,56 euros, 99.415,89 euros en 2010 y 39.934,15 euros en 2011.

Las elecciones municipales fueron celebradas el 22 de mayo de 2011, «al percatarse de que no obtendrían respaldo popular para seguir en sus cargos«, el 29 de abril de 2011 «se procedió a la destrucción de la casi totalidad de la documentación relativa a Logroño Turismo a través de una empresa de seguridad sin la presencia de funcionario ni técnico municipal que lo controlase». La Fundación Logroño Turismo desapareció además el 29 de diciembre de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *