El Estado Islámico declara que reconquistará España por medio de la violencia

“Todas las batallas de hoy, en el este y oeste, no son más que estaciones en el camino a Jerusalén, La Meca, Al Andalus (España), Bagdad, Damasco y el resto de los hogares cautivos que pertenecieron a los musulmanes”.

El Estado Islámico (Daesh, Isis) define como su objetivo estratégico, la reconquista de España

El grupo terrorista considera nuestro país como un objetivo prioritario de sus acciones criminales, asemejándolo a otras naciones en las que están muy activos como Irak, Siria, los del Sahel, Mozambique, etcétera.

A raíz de lo ocurrido en Palestina y Jerusalén estas últimas semanas, el Estado Islámico dice que “todos los caminos conducen a Roma”, pero que es incorrecto: ya que lo realmente cierto, es que el camino es único y conduce a “La Meca, Jerusalén y Andalucía, y es el mismo que conduce a Bagdad, Damasco y todas las demás capitales y fortalezas de los musulmanes cautivos”.

Lo que quiere decir, que Al Andalus para los yihadistas, es una tierra que ha de ser reconquistada utilizando la violencia

El Islam nos ha trazado el camino a Jerusalén con precisión y claridad, un camino que es inequívoco, sin deformaciones ni desviaciones, un camino que los profetas recorrieron antes, y los compañeros conquistadores los siguieron”.

Pero la gente debe darse cuenta de que la yihad por la causa de Dios Todopoderoso difiere de lo que se llama resistencia. La diferencia entre la yihad y la resistencia es como la diferencia entre la verdad y la falsedad. La gente debe corregir su rumbo y ajustar su brújula al índice de yihad, no a la resistencia”.

El camino –insiste– a Jerusalén, La Meca, Andalucía y similares, es un camino, con un método que no se multiplica

Todos los partidos, movimientos y agrupaciones han perdido el camino hacia Jerusalén, se han olvidado de Roma, han vendido Andalucía, se han burlado de Dabiq (localidad siria emblemática para los yihadistas en la que supuestamente se libraría la batalla final contralos infieles) y no han creído en la conquista de Constantinopla. En cuanto a los soldados del Califato, conocen bien su camino y pensamos que no llegaron tarde y no frenaron la marcha”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *