El Ejército y la Guardia Civil custodian la frontera; Marruecos comienza a colaborar un poco

Agentes de la Guardia Civil y del Ejército, concretamente efectivos de los Regulares y la Legión siguen desplegados lo largo de todo el perímetro fronterizo de Ceuta para tratar de frenar los asaltos de ilegales.

Las autoridades marroquíes han empezado a cumplir con su cometido y colaborar. Los gendarmes están impidiendo de nuevo que los grandes grupos de inmigrantes puedan llegar. Hoy no han abierto las puertas del vallado para facilitar el paso.

El ministerio de Fernando Grande-Marlaska ha afirmado que se han devuelto 5.600 ilegales a Marruecos, utilizando mayoritariamente el sistema conocido como devoluciones en caliente, un método siempre demonizado por los socialistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *