El despropósito de Granada

Estamos inmersos en plena feria de Granada, Feria del Corpus, la cual fue retrasada 15 días, siendo todo un despropósito.

La empresa Matilla pidió los permisos para hacer la feria, pero al parece se olvidó del protocolo sanitario, o mejor dicho, puso sus propias medidas sanitarias a su conveniencia, porque según la Junta de Andalucía, solo era posible vender el 40% del aforo por entonces, pero la empresa hizo caso omiso, vendiendo más localidades.

Cuando llegó la festividad del Corpus, y la propia feria, la empresa se negó a pedir el último permiso pertinente porque sabía que no se lo iban a conceder, y aplazó la feria.

Ahora 15 días después, y con el aforo al 50%, sí se da la feria. Resumiendo, ¿Quién tiene la culpa? ¿Por qué a veces los empresarios no se aclimatan a las normas sanitarias, en vez de las normas a ellos? ¿Por qué Granada se quedó sin toros en su día grande? Son preguntas que necesitarían respuestas, respuestas que aún a día de hoy, no se han dado.

Otra cuestión en cuanto a esta feria es el precio de las entradas y abonos: desorbitado. Las consecuencias han sido que no se ha llegado al 50% del aforo. Lógico. Precios caros, carteles repetitivos, con las mismas ganaderías, hacen que el aficionado y el público en general se harte y decida cambiar los toros, por la playa.

Unido a todo ello también, el baile de corrales que está habiendo para poder sortear las corridas, hacen todo un despropósito de la feria.

No es normal que para una plaza como Granada, de ocho toros, se rechacen seis en el primer reconocimiento. ¿Pero quién tiene la culpa? La respuesta es bien sencilla, el taurino, la mafia taurina.

¡Vaya debut de Matilla en la ciudad de La Alhambra! El caso de Granada, es para no olvidarlo, y ver cómo está el panorama taurino actual.

En otro orden de ideas, el pasado día 18 se celebró en Morón de La Frontera, uno de los carteles más esperados en lo que va de año. Urdiales, Pablo Aguado y Juan Ortega, ahí queda eso.

Pero la tarde se fue al traste, porque el ganado no embistió. Volvemos a lo mismo, Toros de Juan Pedro y en este caso de Murube, mal presentados, manipulados de astas, flojos, descastados, y sin emoción.

Todos sabemos que en esta plaza se dio a comienzos de año, una importante corrida concurso de ganaderías, donde sobresalió un toro de Murube por su clase. Pero lo del pasado día 18 no tuvo nada que ver, ni en presentación, ni en juego.

¿Dónde está la trampa? Sencillamente, para la corrida concurso, la empresa organizadora, Lances del Futuro, hizo un excelente trabajo propagandístico de los toros a lidiar para la corrida del pasado 18, pero no se vio un pitón en ninguna red social.

Además en esta ocasión estaban de apoderados, Villalpando (Urdiales) Curro Vázquez (Aguado) dos de los mejores “afeitadores” del campo bravo. Por mucho que ponderen el recibo capotero de Urdiales a su primer Murube, fue lamentable ver a un toro salir de chiqueros moribundo, manipulado, y dando pena, en vez de miedo.

La fiesta sigue igual. Y por último de cara a la vuelta de los toros, en Las Ventas, tenemos una noticia buena, se sube el aforo al 50%, quitando el aforo limitado de 6.000 espectadores, que en un principio estaba estipulado.

Buena noticia para la primera plaza del mundo. Ahora ya no hay excusa para no ir a los toros, así que el próximo 26 de junio, y para la corrida de Victorino, sería interesante que la primera plaza presentara una más que aceptable entrada. Esperemos que así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *