El Coronavirus como cortina de humo

A lo largo de la historia la humanidad se ha visto inmersa en numerosas epidemias y pandemias, que en muchos casos asolaron o devastaron poblaciones enteras, incluso regiones o países, mermando sus poblaciones considerablemente. La medicina y los avances científicos fueron combatiendo muchas de esas enfermedades convertidas en epidemias, pandemias, o enfermedades cronificadas que por su idiosincrasia han permanecido hasta nuestros días sin tener cura para ellas, como la famosa gripe, el resfriado común, la hepatitis y otras que se resisten a la medicina, o que aún no se ha dado con un antibiótico o vacuna que las cure.

El Sida y otras enfermedades

Luego están otras que, aunque no tienen una cura definitiva, se las combate con tratamientos antirretrovirales muy eficaces que aletarga, hace indetectable, o deja ineficiente al virus, como es el caso del sida o V.I.H., (virus de la inmunodeficiencia humana). Un virus que se tuvo constancia por primera vez en 1920 en Kinshasa, República Democrática del Congo, África, de ahí se fue extendiendo por ferrocarril y avión por todo el mundo hasta llegar a convertirse en pandemia en los años 80.

Ya con este virus se tuvo sospechas de cómo había sido la infestación a los humanos. Se dice que fue, hipotéticamente, un cazador de monos que, al dar caza a un simio, éste tenía el virus de inmunodeficiencia del simio (VIS), pudiendo contagiar a ese cazador y trasmitirle el VIS y posteriormente mutar para convertirse en VIH. Pero todo esto son especulaciones, pues nadie pudo determinar al 100 por 100 esta teoría. La revista Science, en un artículo del día 3 de octubre de 2014, desvelaba el posible origen.

Ésta revelaba cómo los cambios sociales que el colonialismo europeo introdujo en África crearon las condiciones adecuadas para que el sida se convirtiera en pandemia.

Esa misma investigación llegaba a decir:

“De no ser por la red de ferrocarril que Bélgica construyó para llevarse diamantes y otros minerales (una red hoy abandonada), por el crecimiento urbano de Kinshasa, por el cambio de hábitos sexuales con un aumento de la prostitución y por el uso de jeringuillas sin esterilizar en centros de salud, el VIH no se hubiera extendido por todo el mundo e infectado a 75 millones de personas hasta la fecha.”

Luego están otros virus muy peligrosos con tasas muy altas de muerte como el Ébola, el SARS-CoV, (Síndrome respiratorio Agudo Severo), el MERS-CoV (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio), el H7N9 (virus de la gripe aviar), Fiebre de Crimea Congo, virus de Nipah y Fiebre de Marburgo, entre los conocidos.

Tasa de letalidad de los virus

Coronavirus (2019-nCoV) 3,4%
SARS-CoV (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) 9,5%
MERS-CoV (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) 34,4%
H7N9 (virus de la gripe aviar) 39,3%
Fiebre de Crimea-Congo 40,0%
Virus del Ébola 63,0%
Virus de Nipah 75,0%
Fiebre de Marburgo 88,0%
Fuente: OMS/Datos tomados de reportes de brotes más recientes  

El comienzo

Hace un año nadie podía prever que el mundo se sumiría en un colapso de características catastróficas, pero la realidad siempre supera a la ficción y nos hallamos ante una de las crisis más graves desde que el mundo es mundo y eso que el virus que ha desatado la pandemia, el coronavirus, tiene una letalidad de un 3,5 %, de haber sido cualquier otro de la lista esa letalidad hubiera sido catastrófica.

Se sabía de la existencia de virus asesinos que podrían poner en jaque a la humanidad, pero nunca se llegó a plantear seriamente, pues de lo contrario nos hubiéramos preparado para tal fin, o no. Pero es que, además, los científicos, más concretamente los virólogos que investigan los virus más peligrosos de la tierra, nos dicen que hay unos 35 virus letales, donde sí llegaran a entrar en contacto con los humanos aniquilarían a tres tercios de la humanidad, como estamos viendo con el Covid-19 y este virus no es de los más peligrosos, sin embargo, ya estamos viendo el tremendo daño que puede infringirnos un virus de estas características.

Las amenazas biológicas y virológicas

Pues imagínense lo que podría hacer uno de esos 35 virus (o incluso cualquiera de la lista anterior), con una supuesta letalidad del 95 %. Alguno de estos virus, que los científicos ya saben de su existencia, permanecen ocultos, algunos bajo toneladas de hielo en los casquetes polares, otros en la profundidad de las selvas inexploradas, otros en el permafrost. Pero el verdadero peligro es que muchos de estos ecosistemas se están destruyendo, como el deshielo del ártico, o la destrucción del ecosistema del permafrost, (tierra perpetuamente congelada bajo la tundra de Siberia, Alaska o Canadá), es el gran cementerio helado del planeta, con una profundidad que va de unos pocos metros hasta los 1.500 metros de profundidad; han aflorado perfectamente conservados mamuts lanudos, lobos del Pleistoceno o leones de las cavernas. Pero la descongelación también puede desenterrar a otros seres más pequeños e infinitamente más peligrosos para la supervivencia de la raza humana: hongos, virus y bacterias, algunos capaces de sobrevivir “dormidos” tras millones de años.

También por la destrucción de los ecosistemas selváticos, por el interés espurio de la tala de árboles indiscriminadas en las selvas de la Amazonía y en otras, algunas a punto de desaparecer como la selva Indo-Birmania, La de Sudaland etc.

La guerra bacteriológica y la conspiración de las elites

Hay que empezar a tomar en serio todo lo que está pasando en el mundo, que, bajo mi modesto punto de vista, las cosas no ocurren porque sí. Como dice un buen amigo mío, no existen las casualidades, sino las causalidades y lo que está pasando en nuestro planeta no tiene nada de casualidad o espontaneidad. Aquí no hay nada fortuito, sino que, creo, es una planificación deliberada, sistemática y concienzudamente para crear un gobierno mundial, totalitario, omnipotente, inelegible y por supuesto, basado en el comunismo stalinista (doctrina marxista-leninista), donde estarían los personajes, familias, banqueros, políticos etc más abyectos de la tierra, con el 95 % del capital en sus manos, lo que se ha venido en llamar el globalismo, o el nuevo orden mundial, a eso, incluso, ya le han puesto un nombre político: la agenda 2030, extraída del Foro de Davos, Suiza. Por cierto, en España los comunistas la llaman la agenda 2020-2030, también en marcha.

Todos sabemos que de vez en cuando hay cumbres anuales, reuniones, “agendas” como El Grupo Bilderberg, donde todos los años celebran en el más alto secreto reuniones para planificar sus estrategias, dentro de estos círculos de poder se encuentran las 25 familias que sobrepasan el término «élite«, cuya riqueza va mucho más allá que la de la «élite común«. Son tan ricas que por sí mismas amasan 1.1 billones de dólares de toda la riqueza mundial. Estaríamos hablando de: Los Walton: 151,5 miles de millones, Los Koch: 98,7 miles de millones, Los Mars: 89,7 miles de millones, Los Van Damme, De Spoelberch y De Mevius: 54,1 miles de millones entre otros.

Luego está la saga de los banqueros más ricos de la tierra, como La familia Rothschild, familia Rockefeller, Morgan, Du Pont etc.

Seguimos con el Foro de Sao Paulo, con Soros a la cabeza, este accionista de la farmacéutica Grifols, en la carrera por sacar una vacuna o algún tratamiento para el covid, tras invertir 38 millones de € a través de la fundación Soros Fund Management, aunque se dice que vendió a últimos de 2020 todas sus acciones, hecho bastante incongruente ya que se empezaba a vislumbrar un posible tratamiento para el covid-19 de esta farmacéutica. También está el ínclito y asesor de Maduro, el expresidente de España, Rodríguez Zapatero, por supuesto, el capo del cartel de los Soles, Nicolás Maduro y su abogado Baltasar Garzón, aunque este último también es el abogado de los capos de los carteles de todo el cono sur. En la actualidad, es la pareja sentimental de la F.G.E., Dolores Delgado.

Se dice que es el verdadero ministro de justicia en la sombra.

El foro Bohemian Grove (un campamento secreto de los más ricos de los EE. UU), donde se reúnen desde hace más de un siglo los hombres más influyentes y ricos. Así como otros grupos adscritos a la agenda globalista y todos ellos convergen en el Foro de Davos, donde esas elites planifican como ha de ser el mundo, según su visión globalista, o el nuevo orden mundial, o lo que es lo mismo: el totalitarismo Stalinista.

El sometimiento de la población mundial a sus propósitos, según se desprende de la agenda 2030. No lo decimos nosotros, lo dicen ellos ya abiertamente, como lo están haciendo en España por la vía de los hechos.
Fundacion Bill & Mellinda Gates Foundation

Luego tenemos a Bill Gates, este último accionista de la farmacéutica Pfizer a través de su Fundación Bill & Mellinda Gates Foundation, con una participación de 3.000.000 de acciones.

Se sabe que su fundación participó en un simulacro de pandemia en octubre de 2019, denominado EVENTO 201, pero con síntomas muy similares a cepas de coronavirus. Con la participación de la Johns Hopkins Bloomberg School, donde incluso se puede leer en su propia página las especificaciones de tal simulacro, el mismo se celebró en octubre de 2019, tan solo tres meses antes de iniciarse la pandemia. Cada cual que extraiga sus propias conclusiones. No olvidemos que la fundación de Bill Gates participa en Pfizer.

Si entramos en la página de Evento 201, nos encontramos la información relativa al simulacro realizado, donde en dicha página figuran los tres promotores: Fundación Bill & Mellinda Gates Foundation, la Johns Hopkins Bloomberg School, y, sorpresa, World Economic Forum (Foro Económico Mundial), del cual hablaré en el siguiente artículo más detalladamente.

4 comentarios en «El Coronavirus como cortina de humo»

  • el enero 19, 2021 a las 11:49 pm
    Enlace permanente

    Un artículo buenísimo
    Bien estructurado, bien redactado y con un contenido sobresaliente.
    Espero impaciente la próxima entrega.
    Enhorabuena, seguir así

    Respuesta
  • el enero 20, 2021 a las 2:29 pm
    Enlace permanente

    Muchas gracias D Juan Antonio por leer el artículo, a ud y a todos los lectores de Nuestra Rioja. Es mi forma de colaborar con la resistencia.
    Muchas gracias

    Respuesta
  • el enero 20, 2021 a las 8:28 pm
    Enlace permanente

    Enhorabuena por este artículo, Fran. Gracias por tener la valentía de hablar de un tema casi tabú pero de mucha actualidad. Aunque siempre ha estado muy oculto, hemos comprobado que con artículos como éste y otros vamos conociendo algo más. Espero la continuación del presente.

    Respuesta
  • el enero 20, 2021 a las 9:11 pm
    Enlace permanente

    Según los virólogos de mi trabajo este coronavirus no tiene nada de natural, tiene toda la pinta de estar manipulado, ataca por igual en todos los climas, independientemente del frio, calor, humedad, y muta muy rapido y cada mutación es mas agresiva, no daben si se libero intencionadamente o por accidente, pero que tiene toda la pinta de ser manipulado. Cierto o no, no lo se.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *