El coche eléctrico se abre paso en EEUU con claro dominio de Tesla, que abrirá una nueva gigafábrica

Estados Unidos es el segundo mercado mundial más importante de coches eléctricos, aunque lo es, fundamentalmente, por California.

Este último estado no solo es la quinta potencia mundial por sí solo, sino también el territorio mundial donde mas porcentaje de coches eléctricos se venden tras Noruega e Islandia. Curiosamente, en California los coches llevan más de 100 años siendo indispensables para la vida de la mayoría de ciudadanos y existe casi un culto popular hacia ellos.

En diciembre de 2021 los coches eléctricos suponían más del 35% de las ventas en California y el crecimiento era vertiginoso. En estos momentos el porcentaje ronda el 40%. En contraste, los otros tres estados de EEUU donde más popular era el coche eléctrico a finales de 2021 eran Florida con casi un 8%, Texas con un 6% y Nueva York con un 4,6%. No son números tan malos teniendo en cuenta de dónde venimos y el escaso apoyo que los gobiernos federales y estatales han prestado a la transición al coche eléctrico, pero, en cualquier caso, andan muy lejos de las cifras de California.

Estos tres estados son, asimismo, las mayores potencias dentro de EEUU (tras California, obviamente) en términos demográficos, tecnológicos y económicos. Esto da una idea de la penetración que empieza a tener la movilidad eléctrica en un país en el que la mayor parte de la población adulta coge el coche a diario.

En la mayoría de estados el centro y norte del país, donde la población vive dispersa y en un alto porcentaje zonas rurales, el porcentaje suele estar por debajo del 1%.

Pese a los esfuerzos crecientes de los fabricantes tradicionales, Tesla sigue siendo el rey

Tesla domina con total claridad las ventas de coches eléctricos en los 50 Estados destacando el Model Y.

A nivel nacional Tesla tenía hace unos meses una cuota de mercado del 3,3%, más del doble del 1,4% que el año previo.

Un tercio de todas las matriculaciones del primer trimestre de 2022 corresponden al Tesla Model Y, que ya se fabrica tanto en Fremont (California) como en Austin (Texas). Si sumamos el Model 3 a la ecuación, estos vehículos suman el 62,8% del mercado estadounidense, porcentaje que llega al 21,7% añadiendo las ventas de los Model S/X. Las cifras son apabullantes.

Cabe aclarar una cosa, en gran parte de Estados Unidos no se pueden vender coches de forma directa y resulta que marcas de nuevo cuño como Tesla carecen de red de concesionarios.

Con todo Tesla domina con puño de hierro las ventas. Hyundai y Kia tienen casi el 10% de cuota, Ford Motor Company tiene un ridículo 5% de cuota y General Motors no vende prácticamente ningún eléctrico.

Este año Tesla no va a presentar modelos nuevos, aunque la familia ha crecido con la variante Standard Range AWD del Tesla Model Y con las baterías estructurales con celdas 4680. En 2023 puede que pueda empezar la producción seriada del esperado Cybertruck y el tractocamión Semi, mientras la producción del Model Y sigue aumentando. De hecho, hay una demanda insatisfecha con volante a la derecha para mercados de influencia inglesa y Japón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.