El ataque furibundo a la lengua española

Así quieren que escribamos y hablemos:

Desde que la extrema izquierda, izquierdo, izquierde, tomó el poder en España, como un virus, viras, vires se infiltraron en todas las instituciones, institucionas, institucionos, introduciendo y anteponiendo la ideología, ideologio, ideologie…«

No he querido extenderme más en este ejemplo de exposición verbal lingüística del llamado “lenguaje inclusivo”, porque resulta delirante, estúpida y bochornosa, simplemente escribirla es una aberración de la lengua, de los sentidos y de la comprensión del intelecto.

Se hace imposible comprender tanta estupidez en este «lenguaje inclusivo«

La extrema izquierda lo está imponiendo como experimento sociológico para convertirnos en imbéciles autómatas descerebrados, sin corazón y sin alma. En mendrugos idiotizados, adoctrinados mamertos junta letras.

No se tomen a broma ni por un solo segundo que sea tan solo una moda pasajera, o una broma de este gobierno, no. Es un experimento sociológico que las mentes maquiavélicas de este gobierno presentan como una moda, un chip gracioso. Es una batalla cultural que la izquierda quiere llevar hasta el final, hasta idiotizarnos a todos y convertirnos en sus siervos, en imbéciles que lamen las botas de sus amos. Es la destrucción de la lengua, pues al destruir la lengua, incapacitas uno de los pilares de la nación, la comunicación, nuestro idioma, el español. El nexo de unión entre los ciudadanos de una nación, la sangre que mueve un país. La sabia ancestral que nos unió hace siglos y por ello nos convertimos en la gran nación que somos.

Este virus llamado «inclusión lingüística» donde introduces aberraciones en la formación de las frases, del léxico, de la ortografía, de la gramática malformando la esencia del idioma, y con el tiempo, y las hordas adoctrinadas y envilecidas que lo practican acabarán por destruir la lengua materna de todos: el español.

La columna vertebral de cualquier país

Cuánto tiempo creen que algún miembro de este gobierno tardará en sacar alguna ley para imponerlo en las escuelas, en los institutos, en las universidades, en la enseñanza pública y privada. Le darán propaganda haciéndonos ver que es una ley moderna, los primeros en el mundo en imponer esta “maravillosa” aberración. Lo mismo que han aprobado otras del mismo calado, inconstitucionales de todo punto, pero mientras que actúa la justicia (pueden pasar años), se filtra en la sociedad, ya de por si idiotizada, radicalizada y envilecida una parte, que adopta cualquier cosa que se le propone por parte de estos miserables que lo acogen como bueno.

De hecho, en la mayoría de televisiones y medios de comunicación al servicio del poder, al servicio del gobierno, ya han adoptado este lenguaje. Vemos en los telediarios y demás programas nacionales como hablan, por ejemplo, con los topónimos que, en lugar de referirse a ellos en castellano, lo hacen en el idioma regional.

Todos los días nos machacan la mente con esa inclusión, con ese lenguaje amorfo y ridículo que resulta cada vez más repulsivo e insoportable para los que mantenemos la dignidad y el respeto de quienes nos dejaron tan maravilloso legado. Tenemos la obligación de dar la batalla cultural, lingüística, histórica, de la verdadera memoria de nuestros ancestros y el legado que durante siglos ha perdurado en nuestro país. Esto no es una cuestión baladí, habría que preguntarse, ¿qué está haciendo la R.A.E. al respecto? Pues tendría que cortar por lo sano y poner “pie en pared”.

Esto no solo afecta a España, es una amenaza global y un ataque del globalismo a muchos países, por ejemplo, ayer en Francia tuvo que intervenir el parlamento francés rechazando de pleno el “lenguaje inclusivo” que, al igual que en España, querían imponer, alegando ese parlamento que ese lenguaje afectaría a la comprensión de la lengua. Vieron ese peligro sobre el idioma francés.

Sabían que se estaba atacando a la propia Francia, pues el francés es la sangre que mueve a los franceses, como el español lo debiera de ser para los españoles. Pero la diferencia con ellos, es que en España es el propio gobierno quien quiere imponer ese virus a nuestra lengua.

Si a eso le añadimos los años que se llevan adoctrinando en las escuelas, institutos y universidades llegamos a la conclusión de que es un plan premeditado. Súmenle la atrofia de los medios de comunicación, interesados solo en ganar miles de millones al precio que sea, nunca para informar verazmente, contrastando las informaciones y hacer su función democrática de contrapeso contra el poder, o al menos de informar libremente a los ciudadanos creando opinión libre y democrática. Nada más lejos de la realidad, el gobierno les insufla cantidades ingentes de dinero para acallar, adoctrinar, radicalizar e instruir sobre la batalla cultural y la inmersión lingüística en todos los aspectos de la sociedad.

Además, se da la paradoja que solo atacan al español, no lo imponen al eusquera, ni al catalán, ni al gallego

Nadie dice en catalán hijes, ni en eusquera niñes, ni en gallego todes etc. entre otras cosas porque no existe, es todo un invento para atacar a España, atacando su columna vertebral: la lengua española. En este mundo, los seres humanos nos distinguimos entre hombres y mujeres, por mucho que se inventen, solo hay dos géneros, el masculino y el femenino, el macho y la hembra, todo lo demás son invenciones absurdas y descabelladas para crear “chiringuitos” y tener otra herramienta para comprar voluntades.

La lengua de Cervantes está en peligro y debemos de reaccionar, oponernos y luchar contra este sectarismo impositivo y reaccionario de la extrema izquierda. Si Don Miguel de Cervantes Saavedra levantara la cabeza y viera en qué quieren convertir al idioma más universal de la tierra, o uno de ellos, aún con su incapacidad, o con su brazo manco de aquella histórica y épica batalla, la de Lepanto, les daría de mamporrazos, y de no tener bastante les atizaría con el inmenso volumen del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Por todo ello, nada de bromas cuando oímos a los ignorantes dirigentes comunistas del gobierno de España soltar cualquier improperio medio gracioso y casi divertido. No tiene ni puñetera gracia que su pretensión sea la de destruir la columna vertebral de nuestra patria y quien no quiera verlo así, estará equivocado y no hay tiempo que perder en esta cuestión. Si dejamos que esto vaya avanzando y la R.A.E. no toma ninguna medida, un día, no tardando mucho, oiremos que se ha aprobado una ley para que, en los colegios, institutos y universidades no se hable el español, sino la lengua de los mamarrachos.

2 comentarios en «El ataque furibundo a la lengua española»

  • el mayo 12, 2021 a las 12:31 pm
    Enlace permanente

    Que gran verdad hay en este artículo. Según empecé a leerlo, se me vino a la cabeza Cervantes, y pensé, si levantara la cabeza?…y seguí leyendo y me encontré con el mismo pensamiento. Yo que vivo en los EEUU, veo como el idioma Español, está avanzando hasta el extremo, de que en algunos estados, diría que es la primera lengua, o por lo menos está llegando a ese punto en el que no es un problema no hablar inglés. Pues bien, es más fácil entender hoy el español de un colombiano, de un ecuatoriano, o peruano, que el de los estupidos, estupidas,estupides, españoles que quieren dañar lo que más representa a un país, su lengua.

    Respuesta
  • el mayo 12, 2021 a las 2:04 pm
    Enlace permanente

    Así es Mabel, tu que lo ves desde la distancia, pero por eso lo ves desde un punto de vista más ecuánime te diré que es tal cual. Estamos llegando a un punto de ignorancia, de idiocia que asusta, si no fuera porque es una planificación sistemática para destruir las naciones más antiguas de la tierra y las de más peso cultural, como Francia, España, EEUU, etc
    Muchas gracias por tu comentario. Un fuerte abrazo desde tu patria, España

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *