El adoctrinamiento en la educación y el papel de los medios de comunicación en España | Parte I

Alguien dijo una vez en una entrevista cuando se estaba negociando el primer gobierno de Sánchez con Podemos, donde le entregaban el ministerio de turismo a los podemitas y alguna dirección general: «Eso vale más, con todos los respetos, que la consejería de Turismo, para ti la consejería de Turismo. A mi dame los telediarios”.

Si, esas palabras las pronunció Pablo Iglesias Turrión, adiós gracias desaparecido de la política, de momento. Digo solo de momento, porque yo al menos no me creo que este individuo se haya rendido. Yo creo que tan solo se ha retirado a “los cuarteles de invierno”. Al parecer, en estos momentos está en una gira por Sudamérica intentando, seguramente, desestabilizar o corromper algún país que otro, recargando las pilas de su ambición política, acrecentando el odio y la visceralidad sociopática y aprendiendo de aquellos países con regímenes comunistas.

El inicio de todo: ZP

Desde la llegada de Rodríguez Zapatero al poder, tras una presunta conspiración para asaltar el poder pisoteando la memoria y casi a los 193 cadáveres que dejó aquel atentado ignominioso y criminal, además de mas de mil heridos, mutilados y con numerosas secuelas físicas, desde entonces comenzó el delirio para destruir España y para dejar a nuestra patria como un guiñapo de nación a la altura de los más bajos instintos de la mente de un perturbado, de un sociópata y de un criminal al servicio del mal. Desde aquello, la ingeniería social se puso en marcha en dos fases.

La primera fue en la educación. Se puso en marcha un adoctrinamiento que a la vuelta de unos pocos años, tan solo 20 años después de la llegada de ZP al poder ya vemos los resultados de ese adoctrinamiento en los que entonces tenían unos pocos años, pero ahora tienen veintitantos: carencia de valores, cero empatía con todo lo que representa España, una educación pésima, paupérrima y cada vez más simpatizan con ideologías criminales y asesinas como el comunismo, que por supuesto, ignoran, desconocen y en algunos casos, idolatran a figuras como Karl Marx, Lenin, Stalin, Mao o Ernesto Guevara, el Che. Minimizando o ignorando los mas de 120 millones de vidas que ha costado y que sigue costando (puesto que el comunismo sigue gobernando en algunos países como China, Corea del N. Venezuela, Cuba, Nicaragua, los montoneros peronistas de Argentina, Bolivia etc)

Pero no es un adoctrinamiento que abarque solo el aspecto político con un sesgo siempre de izquierdas, o mas bien de extrema izquierda, sino que va desde la política, la cultura, la patria, la geografía, la religión, los comportamientos diarios, la orientación sexual, hasta la personalidad y la propia psique del individuo, a la historia, o lo que ellos dicen que tiene que ser la historia.

Es un adoctrinamiento que va al meollo de la cuestión: cambiar la filosofía del pensamiento de los niños

Lo hacen a una edad donde corromperlos es la base del control de sus mentes, e inocularles todo esto, todos los días de forma sistemática y colectiva. Además, ¿quién va a sospechar que todo esto esté pasando todos los días en las escuelas públicas, privadas y concertadas, e institutos y universidades de España? Pues está claro que esto es así, solo hay que analizar nuestro modelo educativo para confirmar esta situación.

Las áreas principales de adoctrinamiento

La política: la ideologización continuada de todos los estamentos de la sociedad con un sesgo de extrema izquierda

La cultura: manipulando e impartiendo la educación de manos de activistas al servicio de interés espurios, donde la tergiversación, la mentira y la propaganda falsaria es una realidad incontestable.

La patria: dejando sin contenidos, sin valores, sin cultura de nación, sin espacios para reivindicar todo lo que une a unos ciudadanos en un mismo país, borrándoles o tergiversándoles de las mentes todo lo concerniente a los símbolos, la nación, los éxitos colectivos o individuales de quien destaca por encima de los demás, los apegos, los sentimientos de nación. Incluso, hasta el punto de vituperar o menospreciar a aquellos que exhiben los símbolos de la patria.

La geografía: encubres la geografía española, para imponer la geografía local, pues hablar de los ríos de España, de las cordilleras, de los accidentes geográficos nacionales ya es hablar de España. Localizas todo el ámbito geográfico que interesa en las CC. AA sin dejar espacio para los intereses geográficos nacionales.

La religión: a pesar de la deriva a la extrema izquierda de las autoridades españolas (y mundiales, empezando por el Papa peronista, montonero y bolivariano) de la conferencia episcopal, en Cataluña, Vascongadas, Baleares, la C. Valenciana, Navarra etc. la religión católica en España, está, más que perseguida, anulada, denostada e invisibilizada. Borrada de la faz de la península, con pequeñas y valerosas excepciones dignas de mención y de respeto.

Los comportamientos diarios: en este aspecto, la metodología e ingeniería social en las escuelas es tan colectivista que pareciese que los niños cada vez fueran mas autómatas, pues asumen los pequeños detalles de la educación adoctrinadora de forma mas eficaz que los adultos. Por ejemplo, he oído conversaciones entre chavales, donde hablaban del comunismo como el que habla de futbol, es más, decía una de ellos—yo soy comunista, aunque más bien, me defino marxista stalinista. Este solo es un ejemplo.

La personalidad y la propia psique del individuo: con esta educación inmersiva al colectivismo mas atroz y repulsivo comunista, se van forjando las personalidades de nuestros chavales y se les va formando, asumiendo en sus cerebros que el comunismo y ese colectivismo que les hacen ver tan buenista y “perfecto” se les va grabando en la sique para toda su vida. Formatear el cerebro humano es enormemente más complejo que un ordenador.

La historia: Al igual que en la geografía, los capítulos de la historia mas relevantes de nuestra nación, los mas heroicos, el sin fin de hechos de enorme complejidad en nuestra historia milenaria y tan rica en personalidades, en héroes, en españoles que se significaron por hacer el bien a la humanidad, han sucumbido ante la nueva era educativa. Se ignoran hazañas, se anulan batallas, se ocultan los hechos históricos mas relevantes, se entierran cerca de 2000 años de civilización romana, judeo-cristiana y árabe.

Desde aquella provincia romana, Hispania, pasando por el origen de la nación española en el 1492 con los magnánimos Reyes Católicos. Los mejores monarcas que España ha tenido, Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, “tanto monta, monta tanto” hasta donde los hechos permanecen aun reciente en nuestra memoria, como la transición, Adolfo Suarez y el periodo mas ilustrativo, moderno y progresista donde la nación española se ha puesto a la vanguardia del mundo en muchos aspectos, sin embargo, esto también se oculta, haciendo un catastrofismo de lo que ha sido la época mas emprendedora, moderna y de avances sociales, económicos y, hasta la llegada de ZP, de libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *