El acoso al menor de Canet que reclamó su derecho a recibir un 25% de clases en español va a peor. El Gobierno se ve obligado a llamar a la Generalitat a proteger al menor

La ministra de Educación ha llamado al ‘conseller’ catalán para conocer la situación del menor afectado y su familia.

La presión política y social, el hecho de que la Generalitat de Cataluña se posicione del lado del colegio y no de la familia, una protesta convocada para este viernes en las cercanías del centro escolar… la presión hacia la familia en cuestión es cada vez mayor dentro de Cataluña.

El Gobierno, en la figura de la ministra de Educación, Pilar Alegría, se ha visto obligado a llamar al gobierno catalán para instarle a que proteja a la familia del menor que consiguió que el 25% de clases del curso sean en castellano tal y como establecen la constitución y los distintos laudos judiciales al respecto.

Desde el Gobierno rechazan dar detalles y se apela a la «discreción» con la que se trabaja en este asunto, pero se han visto obligados a realizar este gesto político -que no lingüístico, algo que incomodaría a ERC, socio de gobernabilidad- debido a las amenazas sufridas por la familia.

Desde el Gobierno se hace hincapié en que hay que «separar los contextos». Es decir, por un lado está la sentencia que obliga a impartir un 25% de las clases en español, «una sentencia que ha de cumplirse y respetarse», ha señalado Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno tras el Consejo de Ministros; y otra este «hecho puntual de acoso a un menor en un centro».

Las competencias en materia de seguridad dependen de la Generalitat y no del Gobierno según el artículo 164 del Estatuto de Cataluña.

ERC, JxCat y la CUP se suman a una manifestación en «defensa de la escuela catalana». En ella no faltan apologías al terrorismo.

El independentismo catalán ha llevado este viernes a pocos metros de la escuela Turó del Drac, en Canet de Mar (Barcelona) la protesta callejera en contra de esta medida.

Algo más de un centenar de personas, algunos padres del centro educativo y muchos activistas independentistas venidos de fuera de esta localidad del Maresme, se han manifestado en favor de la «escuela catalana», reclamando a la Generalitat que «plante cara» al Estado y entre gritos de «Viva Terra Lliure», la extinta organización terrorista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *