El 26% de los púber y adolescentes riojanos tiene sobrepeso u obesidad

Así se desprende de la tesis doctoral de Raúl Jiménez Boraita, que ha estudiado el estado de salud y los hábitos de vida de pubescentes y adolescentes.

Un 26,3 % de los adolescentes riojanos estudiantes de la ESO tienen sobrepeso (19,6 %) y hasta un 6,7 % obesidad, afirma la tesis doctoral de Raúl Jiménez Boraita.

Raúl Jiménez ha desarrollado su tesis en el Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de La Rioja en el marco del programa 283D Doctorado en Educación y Psicología. El objetivo de la misma era analizar el estado de salud de los jóvenes, así como evaluar la influencia de los hábitos de vida y los factores sociodemográficos sobre el mismo.

Este análisis global- que ha valido un cum laude al ahora doctor- ha tratado de valorar el estado de salud de los jóvenes riojanos de entre 12 y 16 años, en sus dimensiones física, psicológica y social. Esto se traduce en que se ha analizado desde la capacidad cardiorrespiratoria hasta la autoestima o el bienestar.

La investigación se ha realizado sobre una muestra representativa de 761 estudiantes, pertenecientes a 45 aulas de 1º y 4º de la ESO de 25 centros educativos de La Rioja. Se han tenido en cuenta distintos parámetros sociodemográficos (edad, sexo, nacionalidad, localización del centro educativo), así como de hábitos de vida (dieta mediterránea, actividad física y horas de sueño).

Diferencias sociodemográficas relevantes.

La proporción de estudiantes con sobrepeso u obesidad es mayor en los varones (28,4%) que en las mujeres (24,1%).

Según el estudio, las chicas presentan valores más bajos de práctica física y bienestar, tanto físico como psicológico. Sin embargo, su nivel de bienestar en el entorno escolar y su consumo de verduras son mayores.

Ser varón, tener menor edad, dormir menos horas por la noche y un menor rendimiento académico resultan ser factores predictores de la obesidad, que afecta al 6,7% de los adolescentes (el 8,6% de los chicos y 4,8% de las chicas).

Ser de una menor edad y ser inmigrante tienden a relacionarse con un mayor sobrepeso (el 19,8 de los chicos y el 19,3 de las chicas).

El 26,5% del total muestran una capacidad cardiorrespiratoria en zona de riesgo, relacionada con factores predictores como un menor nivel de actividad física, peor rendimiento académico o ser inmigrante.

Es estudio también refleja que el 42,7% de los encuestados manifiestan un deseo de estar más delgados y un 17,1% de estar más gordos. Los adolescentes no satisfechos con su cuerpo tienen menores niveles de autoestima, prevalencia de la dieta mediterránea y por descontado, practican menor actividad física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *