EEUU investiga una posible relación entre las vacunas de Pfizer y Moderna y casos de inflamación del corazón en jóvenes

Reuters ha informado de que según los datos de dos sistemas de monitorización, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU han detectado casos de inflamación del corazón en jóvenes vacunados con Pfizer o Moderna.

Explica que después de que el Ministerio de Salud de Israel informara de que habían encontrado un vínculo probable entre los hombres jóvenes que recibieron la vacuna contra el Covid de Pfizer y casos de inflamación de corazón, tanto estos centros como otros reguladores de salud han empezado a investigar los casos de esta afección también.

La agencia indica que el riesgo está siendo evaluado todavía por lo que no se ha concluido que haya una relación causal entre las vacunas y los casos de miocarditis o pericarditis

Además ha explicado que aunque algunos pacientes tuvieron que ser hospitalizados, la mayoría se han recuperado completamente de sus síntomas.

Según Reuters más de la mitad de los casos que se notificaron al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) de EE.UU después de que estas personas recibieran su segunda dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna ocurrieron en niños y jóvenes de entre 12 y 24 años.

Estos grupos de edad suponen menos del 9% de las dosis administradas,

Como consecuencia, el doctor Tom Shimabukuro, subdirector de la Oficina de Seguridad de las Inmunizaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU considera que «claramente tenemos un desequilibrio».

La agencia también informa de que se contabilizaron 283 casos de inflamación cardíaca después de la segunda dosis de vacuna en personas de 16 a 24 años. Este número choca con las expectativas para ese rango de edad, que se encontraban entre los10 a 102 casos.

Otro sistema mostró una mayor incidencia de inflamación cardíaca en personas de 16 a 39 años después de su segunda inyección en comparación con la primera dosis.

Reuters indica que Pfizer ha explicado que «la cantidad de informes es pequeña dada la cantidad de dosis administradas«.

«Es importante entender que se está realizando una evaluación cuidadosa de los informes y no se ha concluido que las vacunas de ARNm covid-19 causen miocarditis o pericarditis».

Moderna ha señalado que no se ha establecido una asociación entre la inflamación cardiaca y su vacuna y añadido que está trabajando con las autoridades pertinentes para realizar una evaluación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.