Dos cámaras de seguridad grabaron a Errejón la noche de la presunta agresión

La policía ha localizado al menos dos cámaras de seguridad del Ayuntamiento de Madrid captando al diputado Íñigo Errejón, líder de Más País, durante la noche del 2 de mayo de 2021 en el madrileño barrio de Lavapiés.

Su atuendo era de color azul, no llevaba gafas y estaba en el lugar y la hora a la que A.D.C. describió a la policía

En las imágenes captadas por las cámaras de seguridad se puede apreciar al diputado en actitud agresiva abandonando el lugar de los hechos justo después de patear a la víctima presuntamente. Además, hay dos testigos que coinciden en describir que los acompañantes de Errejón se lo tuvieron que llevar del lugar.

La Policía Nacional pidió el mismo día 3 de mayo las grabaciones “de las cámaras Domos instaladas en vía pública por el Ayuntamiento de Madrid y gestionada por la Sección de Análisis de Información (SECAI) de la Dirección General de la Policía Municipal de Madrid”.

Atestado facilitado por OK Diario

El 4 de mayo se amplió la solicitud de grabaciones tras ampliar el “perímetro de interés”. Dos agentes acudieron a la zona y comprobaron que en la intersección de las calles donde sucedieron los hechos había varios comercios: “Son una peluquería y un herbolario (ambos cerrados a la hora en la que ocurrió la agresión) así como una tienda de alimentación cuyo dependiente manifiesta no haber presenciado el hecho”.

En otro informe al que ha tenido acceso OK Diario la policía confirma que el diputado de Más País abandona la zona de «manera desairada»

Informe policial facilitado por Ok Diario

Una cámara de la esquina de la calle Ave María con la calle de la Fe grabó al grupo de Errejón llegando al lugar, pero también fueron grabados después, marchándose del sitio y en este caso se puede ver a Errejón en actitud agresiva, como si hubiese ocurrido algo. 

El denunciante aclaró que Errejón era el único del grupo que no llevaba mascarilla puesta

Los testigos y otros vecinos del barrio han sido interrogados por la Policía, la cual también pidió ver las cámaras del supermercado de alimentación y de un herbolario situado en la esquina donde ocurrieron los hechos, pero esos locales se encontraban cerrados aquel día y sus propietarios no pudieron ver nada.

Las cámaras de estos locales tampoco apuntan a la calle, sino al interior de los mismos, por lo que no sirvieron de gran ayuda para esclarecer la investigación. Sólo se encontraba abierto el bar La Pianola, el cual no dispone de cámaras exteriores, por lo que tampoco pudo grabar nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *