Donald Trump sobre la izquierda: “La izquierda está consumida por el resentimiento, la envidia, la intolerancia, el fanatismo, la malicia e incluso rabia contra la naturaleza misma»

El pasado viernes 17 de junio, ante un público multitudinario y entregado, en un mitin en Nashville organizado por la organización cristiana y provida Coalición Fe y Libertad, el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, vapuleó sin filtros a los nueve diputados de la Cámara de Representantes -siete demócratas y dos republicanos– que investigan la organización, responsabilidades y motivaciones del intento de golpe contra la democracia estadounidense culminado con el cruento asalto al Capitolio.

“Seamos claros, esta no es una investigación del Congreso; es una actuación vergonzosa que está haciendo perder el tiempo a todo todo el mundo; una producción teatral de ficción política y partidista con unas terribles calificaciones. Se están volviendo locos”, exclamó

Trump afirmó que todos los miembros del comité, incluidos los dos republicanos, son «radicales de izquierda». Y mientras a la muy conservadora Liz Cheney la llamaba loca, de su compañero de filas en el órgano investigador, Adam Kinzinger, afirmó: “Este tipo llora cada vez que habla. Algo malo pasa con él”.

También tuvo palabras para el fascismo de izquierda, muy ovacionadas de hecho.

“La izquierda está consumida por el resentimiento, la envidia, la intolerancia, el fanatismo, la malicia e incluso rabia contra la naturaleza misma. No es solo un problema político, es un problema espiritual. Para ellos todo lo político es religión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.