Detenido un marroquí por intentar violar, a punta de navaja, a una policía en Málaga

El sospechoso había estado acosando a un grupo de chicas la noche anterior. Fue detenido en Melilla después de que cogiera un ferry para su huida.

La agente implicada trataba de estacionar su coche en los alrededores de la Jefatura de Policía de Málaga cuando vio un joven sospechoso merodeando solo por el aparcamiento. La agente se olió algo raro y no falló en su prejuicio.

Unos segundos después de aparcar, el joven le sacaba la navaja tratando de violarla. La agente logró zafarse del agresor. Este vio como la agente manejaba el móvil con una mano y preguntó si estaba llamando a la policía. La agente le respondió que ella misma era policía.

Después de aquello, el presunto agresor trató de huir, no solo del lugar de los hechos sino de Málaga.

La descripción que dio la agente, coincidía con la que habían aportado un grupo de chicas la noche previa.

Tras cotejar los datos había poco margen de error, el sospechoso, un joven magrebí de 18 años, aparecía en el registro de la Policía Nacional por varios delitos contra la propiedad.

Las investigaciones llevaron a la policía a la zona de Carretera de Cádiz y después a Melilla, lugar al que había huido en ferry.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *