Detenido un marroquí ilegal por matar violentamente a tres personas en Valladolid, un hombre de 72 años y dos mujeres de 78 y 54 años respectivamente

La Policía Nacional investiga la vinculación de un marroquí de 43 años detenido el pasado 3 de agosto en Valladolid, concretamente en la calle Góngora, como presunto autor de la agresión a dos matrimonios de avanzada edad al intentar entrar a sus casas con el hallazgo de los tres cadáveres en La Rondilla, ya que era pareja de una de las fallecidas.

La primera de estas agresiones se produjo sobre las 22:30 horas en la calle Amor de Dios y la segunda, a las 22:50 horas, en la calle Gutierre de Cetina. Este último matrimonio tuvo que ser trasladado al hospital debido a las lesiones que sufrió. Según la investigación de la policía, la intención del agresor era introducirse en los domicilios de sus víctimas, algo que no consiguió.

El matrimonio agredido en la calle Gutierre de Cetina tuvo que ser trasladado al hospital por las graves lesiones, donde finalmente falleció

Todas estas calles se encuentran en el vallisoletano barrio de La Rondilla. La Policía había desplegado un importante dispositivo en este barrio para esclarecer los homicidios de tres personas que habían ocurrido a primeras horas de la tarde.

Los agentes investigan la relación de este caso con la muerte violenta de dos mujeres y un hombre. Se da la circunstancia de que el detenido era la pareja de la mujer de 54 años que apareció muerta en una vivienda de la calle Linares. En ese mismo piso se encontró también el cuerpo sin vida de la madre de la anterior. Tenía 78 años. Posteriormente, en el piso se declaró un incendio, supuestamente provocado.

Así mismo se investiga la posible relación del detenido en la muerte también violenta de un varón de 72 años en la calle Marqués de Santillana, muy próxima a la calle Linares. En este caso, en el piso en el que ocurrieron los hechos, se produjo igualmente un incendio.

La investigación aún continúa abierta para esclarecer todas las circunstancias de este hecho que ha consternado a Valladolid.

El detenido, de 43 años, de nacionalidad marroquí y que se encuentra en situación irregular en España, permanece en los calabozos de Comisaría a la espera de ser puesto a disposición judicial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.