Desconcierto socialista en Castilla y León. El PSOE no es una formación para formar gobierno y mucho menos para gobernar

Mal lo tiene el socialismo de León y de Castilla si su programa es la sarta de mantras soltada en el Fórum Europa.

Ya tardaba el PSOE en acercar posturas con las formaciones de la España Vaciada. Todas las encuestas muestran el brutal batacazo del socialismo en Castilla y León. Dos son las razones de ello: las políticas nacionales de Pedro «El mentiroso», que dan miedo a la ciudadanía, y la dejadez permanente (broncas incluidas) que ha venido demostrando la tropa de Tudanca en la oposición.

Sin lugar a dudas, no es una formación para formar gobierno y mucho menos para gobernar

Parece que ha llegado el momento de pactar con alguien, da igual con quien sea, el caso es intentar pisar alfombra roja con poder, aunque no se sepa para qué. Lo tenemos crudo en Castilla y en León: por un lado, el PP es más de lo mismo y no creo que remedar a Díaz Ayuso sea la solución porque Madrid poco tiene que ver con el reino de León y con la antigua Castilla La Vieja.

Por otro lado, el PSOE en el poder sería un problema de envergadura si miramos a las políticas socialistas de otras comunidades autónomas: desde el abandono a la agricultura y la ganadería en todas partes, pasando por el gasto del dinero de parados en putas, coca y lupanares o contratos falseados en la FAFFE de Andalucía y llegando hasta el abandono total de necesidades urgentes, léase el desastre de Baleares, La Palma o convertir a España en el país con más paro de la UE, además de no hacer los deberes necesarios, de ahí que sea ya el país que más tardará en recuperarse, allá para el 2024.

A ello hay que unir la corrupción, el abuso de poder, el truncamiento de la libertad de expresión y actuación, las políticas bolivarianas y los pactos con los asesinos de ETA, los terroristas de la antigua Terra Lliure y los desnortados nacionalistas, PRC y Teruel Existe, además de los comunistas madrileños del niño Jesús: Más País, para los amigos, y Más Madrid, para los ignorantes.

El hecho de que Luis Tudanca anuncie que las plataformas de la España Vaciada son un aliado natural del PSOE, ha hecho que algunas formaciones monten en cólera y otras se planteen sacar un comunicado renunciando a pactar con el socialismo de alcantarilla y albañal. Nadie quiere que se le relacione con el socialismo, una formación de castaña pilonga y pera temporera.

Si por algo se caracterizan esas plataformas es por la heterogeneidad de sus componentes y por defender un territorio concreto, algo antinatural a lo que debería hacer la formación del falso líder, Luisito Tudanca.

En muchos casos son antiguos políticos o militantes de Ciudadanos los que forman esas plataformas, ansiosos de volver a tocar pelo y vengar a la formación veleta contra el Partido Popular. Pero ni así venderían su alma al diablo socialista, ni sus ganancias al trilero del partido más corrupto y corrompido de la Unión Europea. La prueba de que en el socialismo no se entera de la misa a la media es que, en palabras del candidato: «El movimiento ha sido útil y ha hecho visible una reivindicación (la despoblación). Por tanto, lo entiendo y lo comprendo, especialmente en mi comunidad, donde sufrimos despoblación». Mal lo tiene el socialismo de León y de Castilla si su programa es la sarta de mantras soltada en el Fórum Europa. El entrecomillado da por supuesto que ni PP ni PSOE se han enterado de los problemas existentes en León y en Castilla.

Veremos si las plataformas de la España Vaciada aspiran sólo a estar cerca del poder, en él o haciendo una oposición eficaz y contundente. Si sólo se presentan en Valladolid, Burgos, Salamanca, Segovia y Soria van a dividir su propio voto y encarecer el de todos los demás. Será un despropósito si su aspiración se limita a ser lo que Teruel Existe en el Parlamento Nacional; es decir, un cero a la izquierda que nada ha aportada, ni siquiera a Teruel, excepto falsedad y mentira a sus conciudadanos.

Los socialistas de Castilla y León, según las encuestas más serias, perderán entre 12 y 14 procuradores. El PP y VOX pueden reventar el número de procuradores, adiós Ciudadanos, dudoso el comunismo de extrema izquierda (no se pierde nada si desaparece), dudosa la UPL y cero patatero para la España Vaciada dividida. A ver qué realidad nos deja la votación del 13F.

Es un error si alguien piensa que todas las formaciones de la España Vaciada son la marca blanca del PSOE. Tan sólo lo son tres de las que se presentan. Las demás nunca tenderían por el desnortado y falso socialismo a la española. Conocedores de la traición de Sánchez a España, de su falsedad habitual y de sus mentiras diarias no darían un duro por Tudanca.

Y de cara a las elecciones generales llegado el momento, tan sólo son un peligro de división y de falsedad como Teruel Existe y el PRC del cántabro Mazón, a quien las encuestas apenas les dan el 0,01% del sufragio válido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.