Derriban la estatua de Cristóbal Colón en Barranquilla por considerarlo un «asesino»

La estatua del descubridor de América, Cristóbal Colón ha sido derribada por unos manifestantes este lunes en Barranquilla, capital del departamento del Atlántico (norte), tras dos meses de haberse iniciado un paro nacional, según informó la Policía.

El director de la Policía colombiana, el general Jorge Luis Vargas, explicó a los medios de comunicación que tanto ese monumento histórico como otro de la población de Santander de Quilichao, del convulso departamento del Cauca (suroeste), «fueron atacados por delincuentes«.

Los vándalos que derribaron el centenario monumento le colocaron una capucha y una soga al cuello, le amarraron cuerdas y tiraron de ella hasta acabar derribándola, al grito de «Colón asesino«

Tras derribarla, ya en el suelo procedieron a arracarle la cabeza a la estatua, mientras le escribían con pintura en aerosol leyendas como «por nuestros muertos«.

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, criticó el acto alegando que «la violencia solo genera más violencia. Los invito a despojarse del odio y construir un país mejor. No hemos reprimido ni lo haremos la protesta pacífica, pero sí ordenamos continuar identificando, capturando y judicializando a quienes cometen actos vandálicos y terroristas»

La estatua de Colón se encontraba ubicada en un céntrico barrio de Barranquilla, fue realizada por la empresa Tomagnini de Pietrasantadonada a la ciudad en 1892 por la colonia italiana, en conmemoración de los cuatrocientos años del descubrimiento de América. Sin embargo, la estatua se instaló 18 años después en la calle principal de la ciudad, a la que dió el nombre de Paseo Colón. Más tarde pasó a la plaza de San Nicolás de Tolentino y a mediados de los años 90 el actual lugar, frente a la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen en el barrio Boston.

Las manifestaciones en Colombia se han caracterizado por los ataques a monumentos y estatuas de personajes de la historia entre quienes se cuentan los conquistadores Gonzalo Jiménez de Quesada en Bogotá y Sebastián de Belalcázar en Cali

Hasta tal punto que en Bogotá tuvieron que ser retiradas de sus pedestales las estatuas de bronce de La Reina Isabel la Católica y Cristóbal Colón, ubicado en cercanías del aeropuerto internacional El Dorado, tras el intento de los indígenas de la etnia misak de derribarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *