Dejadnos vivir en libertad

Esta semana, nuestro maravilloso gobierno ha vuelto a dar la nota, y es que es obvio el descontrol que tienen, la falta de comunicación interna existente y, sobre todo, que sobran ministerios.

De nuevo ha sido uno de los ministros más incompetentes y cada vez se demuestra más la sinrazón de su cartera ministerial, hablo por supuesto de Alberto Garzón. Después de atacar a importantes sectores como el del aceite o el del turismo, ahora le ha tocado a la industria cárnica.

“No comáis carne, es malo para tu cuerpo y para el planeta”

Ese es el resumen, en un vídeo hipersensiblero, al más puro estilo Podemos, de nuevo la izquierda más ñoña está demostrando que tiene una moral muy superior a la de cualquiera que no sea de su cuerda ideológica, ahora nos dice que nos alimentamos mal. Pero ellos están aquí para educarnos, a nosotros, niños de tres años que no sabemos que hacemos con nuestras vidas, hemos de darles las gracias, porque ellos nos guían, como buenos líderes comunistas, ellos dicen, pero no hacen lo que predican.

Y ese es realmente el mensaje. “Déjame la carne a mí, que yo se comer bien”; yo que, en mi boda, puse un extraordinario solomillo de ternera a la brasa, acompañado de una guarnición de puré de patata, pimiento del piquillo y espárragos trigueros. Que antes había un cortador de jamón ibérico. Y también un carpaccio de ternera con virutas de queso parmesano, (que no pongo en duda que era algo superior).

“Pues yo sí, yo sí puedo comer carne, pero tú, tú pobre mortal, tú no puedes”.

Por una vez estoy de acuerdo con nuestro presidente, Pedro I el Guapo por fin ha dicho lo que todos pensamos “A mi dónde me pongan un chuletón al punto… eso es imbatible”.

Y ojo, dicho eso, si el presidente tuviese coherencia, derogaría de su panfleto propagandístico “España 2050” la parte donde efectivamente pone que hay que reducir el consumo de carne entre 2 y 5 veces a lo que hacemos hoy en día.

Y lo quiero dejar bien claro: ¡Quitad vuestras sucias manos de mi vida! Yo decidiré cuando y cuánta carne quiero comer. Solo para recordar, España tiene la mayor esperanza de vida de toda Europa y la 2ª mayor en todo el mundo. Eso son datos objetivos y probados por la ciencia.

Recordemos además que el sector cárnico representa mas de un 2.2% de nuestro PIB, es decir casi 30.000 millones de euros anuales, y que da trabajo a miles de personas. Pero nada, aquí está, el descerebrado de nuestro ministro, atacando el sector, porque nos sobra el dinero y los trabajos, obviamente.

Además de esta noticia, esta semana los “baby boomers” (Personas nacidas entre el 59 y el 75). Han tenido otra desagradable noticia. O trabajan más años, o cobrarán menos pensión. Así lo dijo el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones: José Luis Escribá.

Como era natural todo el mundo se le echó encima, nadie quiere cobrar menos pensión, o trabajar menos, así que, en otro acto de absoluta miserabilidad, el ministro dijo: “o los baby boomers trabajan más años, o cobran menos pensión, o todos tendremos peores pensiones”

Hay que ser realmente repugnante para dejar vendidos así a toda una generación, o se fastidian ellos o fastidiaréis a todos.

Estas palabras no solo buscaban que ellos se sacrificaran por el resto de la población, sino directamente enfrentar a la población contra ellos, u os sacrificáis, o lo haremos todos, es el mar menor.

Hay que empezar a darnos cuenta, que una estafa piramidal como es las pensiones, no es sostenible. Y ni siquiera ese hachazo a los baby boomers la va a salvar, se requiere reestructurar entero el sistema de pensiones que hay hoy en día y no poner parches que amargan a la sociedad. Pero como siempre digo, no tenemos los políticos que nos merecemos, no tenemos los políticos que necesitamos… pero tenemos los políticos que hemos votado.

Mientras escribo estas líneas acabo de leer la noticia de que Carmen Calvo abandona el gobierno, y parece ser que Nadia Calviño tomará las riendas de la Vicepresidencia Primera del Gobierno. Esperemos que detrás de ella se marchen muchos más y que queden los imprescindibles… y los que realmente trabajen por y para España. Que, en este gobierno, son muy, muy pocos.

Psta: Quiero desde aquí recordar que en unos días se cumplen 24 años del asesinato de Miguel Ángel Blanco, que fue asesinado el 13 de julio de 1997. Siempre en la memoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *