Decenas de civiles mueren y cientos resultan heridos en los ataques rusos contra barrios residenciales de la ciudad ucraniana de Járkov

Mientras las delegaciones de Ucrania y Rusia se sentaban a negociar en la frontera por vez primera desde la invasión rusa de Vladimir Putin, las fuerzas de ocupación rusas atacaron con misiles barrios residenciales de la ciudad ucraniana de Járkov, a unos 35 kilómetros de la frontera con Rusia matando a decenas de personas e hiriendo a centenares.

El número de heridos y muertos ha empezado a escalar desde los iniciales tres niños y 9 adultos asesinados en la lluvia de misiles contra zonas residenciales en Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania.

El asesor del Ministerio del Interior de Ucrania, Antón Gueráschenko, ha denunciado el brutal ataque contra objetivos civiles:

«Járkov. ¡Un ataque inmisericorde y sin sentido contra un barrio residencial con misiles! ¡Cadáveres destrozados en las calles».

También publicó con el mensaje varios vídeos con las terribles imágenes del suceso; en uno de ellos pueden verse los cadáveres de las víctimas de los ataques rusos, a una mujer a la que la explosión de uno de los misiles le arrancó una pierna y en otro se ve como 15 misiles impactan contra la ciudad.

En las últimas horas los ataques contra Járkov se han intensificado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.