De haber tenido el Partido Popular una estrategia para frenar a Vox, habría convocado elecciones autonómicas en Andalucía y Castilla y León simultáneamente

En la juventud, uno es ingenuo e imberbe pero también acostumbra a ser insensato y progre. Es la edad la que te hace madurar y ver el mundo que a uno le rodea con una mirada larga y real, dejándose de ensoñaciones ilusas e inconclusas.

Como he dicho antes, el tiempo ha puesto las cosas en su sitio: encapsulados en su propia burbuja y rodeados de aduladores, pueden convertirse en unos “listillos” y usar el coche oficial para recreo personal, chantajear a empresarios para quedarse con un 3%, gastarse el dinero del desempleo en meretrices y estupefacientes, o celebrar las mayores tasas de paro con grandes mariscadas, cava, vino y todo lo que lleve alcohol.

Por todos es sabido el implacable hígado que gastan nuestros políticos y sindicatos

Pero no en pocas ocasiones son botarates de remate. Un ejemplo claro de esto es el Partido Popular, sintiendo el aliento del avance lento, pero imparable de Vox, convoca unas elecciones en Castilla y León. Sus nervios le traicionan, ya que las encuestas iniciales que le daban una holgada mayoría no parecen que se vayan a materializar, por lo que manifiestan la lucidez de que volverían a convocar elecciones antes de tener que contar con Vox.

¿Pero por qué querrían hacer algo así ahora en muestra de desprecio a los votantes castellanoleoneses?, este hecho es un claro ejemplo de lo tontos que pueden llegar a ser

Si tuviesen la menor idea de lo que hacen, desde Génova 13 hubiesen forzado las elecciones autonómicas de Castilla y león y de Andalucía simultáneamente, siendo así la mejor forma de haber frenado a Vox.

La pregunta que me hago es ¿Por qué no se ha hecho una jugada maestra tan clara? Pue porque Pablo Casado ni ha sabido, ni ha podido imponerse a los deseos del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, el barón andaluz que quiere las elecciones en un ambiente más relajado tras la Feria de Abril.

El expresidente José María Aznar lo ha dicho, es despreciar una aproximación regional en aras de una supuesta estrategia nacional que no se sostiene. Un tirón de orejas en toda regla al actual Secretario General del Partido Popular, Teodoro García Egea.

¿Pero qué se puede esperar de una ejecutiva de partido que es incapaz de encontrar una nueva sede después de haber escupido públicamente sobre los cimientos de la actual?

¿Qué se puede esperar de un partido que tiene un diputado que cobra 70.000 euros anuales y no sabe darle a un botón correctamente?, ¿ o si ? a ver si nos los explica el murciano Egea.

Casado cree que tiene que sobrevivir con tres jugadores más, Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijóo y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. Un trilero político, con popularidad entre la izquierda pija y urbanita. Este es el más peligroso de los tres, lo tengo claro, como tengo claro quien tiene la daga más afilada.

Con la experiencia de los años ves la realidad de estos adláteres, y te das cuenta de que no son nada de listos.

Fue William F. Buckley, guía político de alguno, el que pronunció la frase: “preferiría que gobernaran los primeros 2000 del listín telefónico antes que los mejores universitarios”

Y mientras tanto la deuda pública hoy ha subido en más de 7.000.000 millones de euros, que tendremos que pagar a base de la usura de un sistema que alimenta a Casados, Sánchez y Caseros, y así nos va.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.