Crossfit COLEN sin clientes a causa del confinamiento de La Rioja

El confinamiento de La Rioja, impuesto por el gobierno socialista de Concha Andreu, no solo afecta a la hostelería como hemos comprobado estos días en los que, les han obligado a cerrar durante un mes. Colateralmente, hay más negocios que se han visto afectados de manera irreversible.

Es el caso del Gimnasio Crossfit COLEN, el cual tiene su nave de 1.750 metros cuadrados situada a 100 metros de la frontera con La Rioja, en Navarra, en el Parque Comercial de Las Cañas. La clientela de este negocio es mayoritariamente riojana y esto ha provocado un serio problema de asistencia.

Crossfit COLEN abrió sus puertas en 2015, donde estuvieron en el polígono de Cantabria hasta 2019, cuando decidieron trasladarse a una nave más grande, en el Parque Comercial de Las Cañas, donde poder ofrecer más servicios a más usuarios, debido al aumento de demanda.

Sin haber cumplido el año, en 2020 llegó la pandemia del coronavirus y el confinamiento de tres meses en los que Crossfit COLEN tuvo que cerrar sus puertas. Durante ese periodo ofrecieron clases gratuitas online a todos sus socios para que mantuviesen la forma física y pudieran seguir mejorando pese a estar en sus hogares.

Más tarde, llegaron las fases de la desescalada y como ahora, el problema de las comunidades les ha impedido llevar su negocio con normalidad.

«Al llegar al control perimetral, los agentes les dicen que no pueden cruzar a Navarra. Hemos creado un documento que acredita que realmente vienen al centro, pero los agentes no consideran que sea una actividad esencial».

Adrián Alonso – Propietario de Gimnasio COLEN

En torno al 90% de la asistencia se ha visto afectada por la restricción del Gobierno de La Rioja

Debido a esta situación, se han puesto en contacto con las autoridades para intentar que la institución responsable provea de un salvoconducto a sus clientes para poder acudir a entrenar a sus instalaciones sin estar expuestos a ser multados.

«Es una situación muy delicada que nos afecta muy gravemente. Somos una sociedad de Logroño, con una veintena de empleados en nómina, que nos trasladamos aquí por las facilidades de espacio y aparcamiento que nos ofrecía, pero ahora estamos en un punto de desamparo ante las administraciones, nadie nos está dando una solución».

Adrián Alonso – Propietario de Gimnasio COLEN

Con casi medio millar de usuarios, están valorando echar el cierre el mes que viene, ya que la situación se ha vuelto insostenible y solo cuentan con el 10% de los clientes que residen en Navarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *