Conrado Escobar considera irreparable el daño que se ha hecho a Logroño

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Logroño, Conrado Escobar, ha sido entrevistado por el medio regional Nuevecuatrouno, donde ha manifestado abiertamente su opinión sobre la situación y los problemas que afronta la ciudad de Logroño con la gestión de Pablo Hermoso de Mendoza.

Escobar ha incidido especialmente en la necesidad de hacer ciudad con los representantes de la actividad económica de diferentes calles de la capital riojana. También ha destacado su preocupación por la situación actual de comerciantes, hosteleros y negocios locales, ya que el daño que se le está causando a la ciudad considera que es «irreparable«.

«Por cómo están discurriendo todas las intervenciones y por la incertidumbre laboral que nos está generando. El daño que se está haciendo y se ha hecho al comercio y a la hostelería ya es irreparable».

«Estos conflictos se podían haber resuelto de otra forma si las decisiones se hubieran tomado consultando previamente a los comerciantes y vecinos. Conociendo a fondo cuáles son las características de cada calle»

Sobre un tema que ha despertado gran polémica en la ciudad de Logroño, concretamente el de los peatones, las bicicletas y los coches, Conrado Escobar lo tiene claro.

«Aquí se parte de un error de concepto fundamental: parece que al coche hay que expulsarlo de la ecuación y ni mucho menos. Como todo, tiene que tener su protagonismo en la ciudad, conviviendo, por supuesto, con el peatón y la bici. Estamos a favor de la convivencia entre los diferentes medios de transporte y peatón. Por eso hemos propuesto alternativas y presentado proyectos para ver cómo aprovechar mejor el espacio en beneficio de todos sin suprimir aparcamientos, pero ganando espacio para el viandante. Todo, sin éxito».

Respecto a las interminables obras de Vara de Rey, Escobar ha sentenciado que «es de otro mundo» la situación en la que han dejado una de las calles más importantes de la ciudad.

Para concluir, el portavoz del grupo popular ha resumido la nefasta gestión de Hermoso de Mendoza con una breve reflexión:

«Cada ciudad tiene su ritmo y el de Logroño no se está respetando. Hay otras maneras de hacer las cosas y el problema es que quieren imponer una serie de medias en contra de lo que es el sentir logroñés. No puedes hacer tu voluntad le pese a quien le pese. Todos tenemos que tener un sitio en Logroño y las calles hay que mejorarlas, pero desde el respeto. El comercio es santo y seña en esta ciudad. Si tú no entiendes que apoyar al comercio es apoyar a Logroño, y más ahora, es que no entiendes la ciudad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *