Condenados los acosadores de la propietaria señalada por Montero pertenecientes al Sindicato de Inquilinos de Barcelona por coacciones

Los dos acosadores deberán abonar 720 euros a Argerich por coacciones

Todo comenzó cuando Esther Argerich, propietaria del piso donde los inquilinos Juan H. y Livia A., ambos del Sindicato de Inquilinos de Barcelona estaban de alquiler, subió la renta por circunstancias personales, previo aviso de cuatro meses.

Fue después que empezó el calvario para la propietaria

Una brutal campaña en su contra, apoyada por Podemos llevó a su linchamiento virtual y a la persecución de asociaciones de inquilinos y sindicatos que además realizaron actos intimidatorios contra ella.

Y es que, en el marco del apoyo de su partido a la campaña, Irene Montero desveló la identidad de Argerich en un vídeo con el que pretendía presionarla para que no subiera el alquiler a los dos condenados.

Tanto la portavoz adjunta en el Congreso, Ione Belarra como el diputado Rafael Mayoral, expusieron también el nombre y apellidos de la propietaria en vídeos.

La misma Esther Argerich explicaba su surrealista situación a Idealista News en 2019:

«Imagina tener un piso en propiedad y que después de más de diez años cobrando la misma renta decides subirlo por circunstancias personales. Ahora imagina que, por actualizar el precio de ese alquiler, previo aviso de cuatro meses a los inquilinos y que ha estado congelado desde entonces, empiezas a recibir amenazas por parte de sindicatos, escraches en la puerta de tu trabajo y la violación de tu privacidad en televisión por parte de políticos populistas. Pues ese es mi caso».

Tres años más tarde, el fallo de la justicia condena a ambos inquilinos. aunque sin cumplir las peticiones de la propietaria ni de la Fiscalía que solicitaban hasta un año de cárcel. A pesar de la pena leve, los condenados -insatisfechos con el fallo- han anunciado que recurrirán.

Cabe recordar que este sindicato ha sido llevado a la Justicia varias veces y en los últimos meses, sus protestas contra la subida de los precios del alquiler han desembocado en procesos judiciales por las prácticas llevadas a cabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *