Columna de La Reconquista | “¿Suicidio moral de España? Carta a un guardia civil”

España, a 1 de diciembre de 2021

Mi querido amigo:

Estos días me acuerdo mucho de ti, de nosotros, de nuestra España de entonces, la de  los primeros años 80. Aquella España que comenzaba, ilusionada, una nueva etapa de su historia, con una nueva Constitución, nuevo paisaje político, renovadas esperanzas, sueños de libertad…

Recuerdo tu confesión, cuando leíste emocionado unos de mis versos dedicados a dos jóvenes de 19 y 21 años, asesinados por el monstruo de la democracia: ETA. Aquellos jóvenes, nacidos en pueblos remotos de Galicia y Castilla, eran guardias civiles. Me confesaste en un recreo: «Mi padre es Guardia Civil. Yo seré Guardia Civil.» Guardé aquel secreto como un tesoro y se inició una amistad, aún perdurable. Nuestras charlas sobre Filosofía y Literatura ocupaban muchas tardes en la Biblioteca. A los dos nos enseñaba D. Miguel, como tú le llamabas a Unamuno. Hablábamos de las dos Españas irreconciliables. Tú, analítico, no veías posible la conciliación. Yo, idealista, creía que con la democracia germinaría una gran Nación. Te refugiabas en El Quijote porque te hacía reír. Yo buscaba la verdad, aunque doliera.

Han pasado más de cuarenta años de aquellos tiempos, querido amigo. La civilización occidental cristiana y la independencia nacional, siguen en peligro. Ya no son las dos Españas bárbaras (la de las hordas marxistas y las del totalitarismo), que venían a ser lo mismo, las que están en litigio. Ahora es Europa, a la que Unamuno quería «españolizar», la que rige los destinos de pueblos soberanos. Las palabras del sabio y universal salmantino son nuestra realidad cotidiana: “Es el régimen del terror. España está espantada de sí misma. Y si no se contiene a tiempo, llegará al borde del suicidio moral”. ¿No ha llegado ya?

Te recuerdo en estos días porque leo atónita que los de Bildu –hijos de ETA– exigen la eliminación de la Benemérita. Lo que no han logrado con balas y bombas pretenden obtenerlo mediante lo que ellos llaman «democracia» –que no es sino un trueque entre delincuentes del poder central y de los nuevos taifas–. Este gobierno quiere desmantelar la Guardia Civil, igual que quiere trocear España. Es un Cuerpo especial de las FFSS del Estado. “Porque la Guardia Civil ejerce por ley y principios lo mismo en Aragón, Murcia o Castilla-La Mancha. La Guardia Civil no reprime, cumple órdenes. Es apolítica y está al servicio del Estado. La Guardia Civil es brazo de Ley por ordenanzas y decretos, y samaritana por lo mismo, y por voluntad propia”.

¿Quién se acuerda del sacrificio de aquellos jóvenes, humildes en su mayoría, que vivían en pequeñas zonas rurales, y lo daban “TODO POR LA PATRIA”?

Quiero pensar que somos muchos los que añoramos la presencia de aquellas parejas vestidas de verde, con tricornio, a las que se podía acudir a cualquier hora, como en las funerarias. Su salario era tan exiguo que los aldeanos les llevaban la leña, y  compartían la matanza. Eran queridos y respetados. Tu padre fue uno de ellos. Aún sigue habiendo guardias en la España vaciada. Y siguen olvidados por la Administración.

Peor suerte corrían muchos de los destinados en Vascongadas. Un Guardia Civil, más joven que tu padre, de nuestra generación, Juan M. Balbín, nos cuenta su desgarradora experiencia:

«243 guardias fueron asesinados por ETA. Presté servicio junto a varios de ellos. A algunos los vi morir, a otros me tocó reconocerlos en el depósito de cadáveres, velar sus cuerpos, ver llegar a una madre a abrazarse por última vez a su hijo. Tengo grabado a fuego aquel momento, aquella mujer desgarrada de dolor abrazando a su hijo dentro de una caja precintada de zinc, cubierta por la bandera de España.

No podemos, ni debemos olvidar.

La Guardia Civil es una de las Instituciones mejor valoradas. Un Cuerpo al que tanto debemos, enraizado en la historia de nuestro país, de ese mundo rural al que vemos despoblarse, morir, y con él las casas cuartel.

Hoy vemos cómo el Gobierno más traidor de la historia de nuestro país intenta instrumentalizar a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a nuestra Guardia Civil, despreciando la memoria de aquellos que dieron su vida por España, pactando con los herederos de ETA.

Es indignante ver cómo Marlaska, SATÁNchez y compañía están desangrando y humillando a España.

Juro por mi vida y por la memoria de todos esos compañeros que lucharé hasta el final por la BANDERA a la que juré defender.

¡NI OLVIDO NI PERDÓN!»

Comparto el optimismo de este valiente Guardia Civil, y de nuestro admirado D. Miguel de Unamuno: “¡Dios no puede volver la espalda a España! ¡España se salvará porque tiene que salvarse!”.

¡VIVA LA GUARDIA CIVIL!

¡VIVA ESPAÑA!

@LaReconquistaD

Un comentario en «Columna de La Reconquista | “¿Suicidio moral de España? Carta a un guardia civil”»

  • el diciembre 7, 2021 a las 8:46 am
    Enlace permanente

    Buen articulo . Me quedo con que despues de 40 años de loas a la libertad…tenemos menos que nunca. Respetonla benemérita creada por Carlos III y detesto la sola idea de su desarticulación. Ahora bien….el proximo Estado de Alarma espero que se ponga del lado de la construcción y no del Sanchismo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.