Columna de La Reconquista | «Homenaje a las víctimas»

¿Alguien sabe qué trama el verdugo,

que hoy ha venido al entierro

y vestido ha venido de luto?:

trajes de luto gris

y máscaras de blanco luto,

¿acaso esconden el llanto?,

¿o es un negocio oscuro?

¡Si las víctimas hablaran!

¡Si las víctimas despertaran!

En el centro, una antorcha que arde

y hacia afuera el silencio se expande:

no hay peor funeral

ni fiesta pagana en el mundo

que callar el horror del pasado

y enterrar el honor del difunto.

¡Quitaros los bozales!

Decidles: ¡Basta ya!

¡Gritad vuestros nombres al viento!,

que más muertos verá el firmamento.

¿Alguien ha visto la trampa?:

la trampa que esconde el verdugo,

que hoy ha venido al entierro,

y al entierro ha venido de luto.

En el mismo día y a la misma hora:

todos aplauden pero nadie os llora,

pareciera que exhuman ataúdes y fosas

¡Hoy no se honra a los muertos!

Queréis imponer vuestro infierno:

Hidrogel pa’ lavarse las manos,

hidrogel pa’ lavarse la cara,

pero a una fosa común

arrojáis sin piedad nuestra alma.

¡Si las víctimas hablaran!

¡Si las víctimas despertaran!

No hay epitafios,

ni flores ni velas,

aquí sólo lucen disfraces y telas

¿De qué víctimas habláis?

El protocolo os mantiene callados

Mucha fanfarria y homenaje macabro

Más que un entierro parece un mercado

¡Qué hiriente locura!

¡Qué inocente tortura!

Parecéis jinetes errantes,

espectros huyendo del alba.

A morir libertad, nos dejáis

la eutanasia sin vetos firmáis

el aborto un derecho,

pero nunca del feto,

no queréis paz sino guerra,

verdugos a sueldo ¡os condeno!

Con gusto os espera el averno,

no entendéis otra cosa que el miedo:

¡pasaréis por la espada del pueblo!

La Reconquista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *