Colau siembra la polémica con la presentación de Elvira Dyangani como directora del Museo de Arte Contemporáneo

Para los críticos, los motivos identitarios e ideológicos han sido, nuevamente, los protagonistas en los nuevos nombramientos realizados para el museo Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA).

Al parecer, la reestructuración del museo trae consigo un plan de concentración de poder en el gerente y dirección, entre otras reformas y cambios conceptuales.

Un manifiesto en contra de la decisión de la alcaldía, al que en los primeros días ya se adhirieron 600 personas, pide la disolución del organigrama actual. Los críticos lo consideran un despropósito y opinan que no obedece a criterios meritocráticos sino «neoliberales».

Por otra parte y dejando de lado otras consideraciones, el CV de la nueva directora sí es manifiestamente suficiente para justificar su puesto. Esto no quita que puedan existir razones políticas y/o ideológicas detrás del nombramiento.

Los críticos denuncian que, para implantar al nuevo equipo, se han llevado a cabo despidos injustificados y sin previo aviso. Cabe destacar, en este sentido, que Elvira Dyangani Ose, ha manifestado su desacuerdo con la forma en que el MACBA ha despedido al director de programas, Pablo Martínez, y a la conservadora jefa del centro, Tanya Barson.

Así hacía público Colau el nombramiento de la nueva directora Elvira Dyangani Ose, cordobesa de orígenes africanos.

La alcaldesa de Barcelona y presidenta del Consorci del Macba, Ada Colau, ha dicho que empieza una nueva etapa. Ha señalado que si es necesario pensar en estatutos y organigramas se hará desde el diálogo.

El salario de la nueva directora podría rondar los 100.000 euros anuales. No es difícil de entender que este tipo de nombramientos y destituciones vengan tan acompañados de polémica.

Al parecer, la idea de Colau es dejar espacio para que la nueva directora pueda desarrollar un equipo de trabajo que adecúe y oriente los contenidos del museo a lo que el Gobierno municipal de Barcelona busca en este tipo de centros culturales.

Estas han sido algunas de las respuestas al nombramiento y a los despidos efectuados sin previo aviso.

Ante los dos despidos inicialmente comunicados, otras dos administradoras del centro hicieron pública su renuncia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *