Ciudadanos sigue perdiendo fuerza en La Rioja. Los concejales por Logroño Marisa Bermejo y Javier Garijo abandonan el partido

Marisa Bermejo y Javier Garijo, dos de los cuatro concejales de Ciudadanos por el Ayuntamiento de Logroño, han comunicado su «desvinculación desde el día 1 de septiembre de 2021 con el partido Ciudadanos y con el grupo municipal que este partido representa«.

Seguirán como ediles no adscritos. Ambos critican duramente que su formación haya dejado de estar comprometida «con los intereses reales de la ciudad de Logroño».

Desde la concurrencia a las elecciones municipales para la ciudad de Logroño, Ciudadanos representaba una ideología de centro, capaz de aunar la regeneración, entusiasmo, moderación y renovación desde un centro integrador para la ciudad de Logroño.

Aseguran que han entregado su «tiempo y capacidad para representarlo, en ambos casos, combinando la dedicación profesional con la de cargo institucional siempre con el objetivo de mejorar la ciudad y la calidad de vida de sus ciudadanos».

Los «ex Ciudadanos» comunican que su formación:

ha dejado de ser un partido comprometido con los intereses reales de la ciudad de Logroño. Priman las estrategias políticas que marcan la política nacional por encima de los verdaderos intereses de la ciudad. El origen del partido es un partido de centro con la capacidad de negociar y moverse por los intereses reales de la ciudadanía para conseguir sacar adelante proyectos políticos globales o particulares…

Somos concejales comprometidos y profesionales. Creemos firmemente en el potencial de Logroño (comercio, crear empleo, cultura, hostelería, turismo) y pondremos todo de nuestra parte para defender sus intereses desde el sentido común, la coherencia política y luchando por los intereses reales de nuestra ciudad, no los impuestos desde una formación política desde una perspectiva nacional…

Nuestro único objetivo es sacar proyectos y propuestas adelante para mejorar la ciudad y la vida de nuestros vecinos. Aspectos que se veían dificultados dentro del grupo municipal. Tenemos la seguridad que desde esta posición vamos a poder pelear por aquellos valores y proyectos que nos trajeron hasta aquí y que ahora Ciudadanos por su hacer y decir no los representa.

Ambos concejales comunican que sienten abandonar el proyecto, pero que el «deber moral con la ciudad» les ha llevado a tomar esta decisión «Tras dos años de inoperancia en la oposición, sentimos desaliento y frustración en el tiempo y forma invertido».

Finalmente, los ahora ediles no inscritos dejan caer una declaración de intenciones de cara a los dos próximos años:

Desde esta posición de no adscritos, va a cambiar sustancialmente la capacidad para sacar proyectos adelante. Existe de fondo una obligación moral de representar a esos votantes defraudados con el devenir del partido a nivel nacional y en La Rioja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *