Ciudadanos afirma que «nunca más» hará presidente a Mañueco en Castilla y León

Ciudadanos eleva el tono contra el PP sentenciando a Alfonso Fernández Mañueco después de haber roto la coalición en Castilla y León y adelantar las elecciones.

El partido socialdemócrata se ha comprometido a «nunca jamás» volver a hacer presidente de Castilla y León a Mañueco, dando por sentado que van a obtener representación y que, además, sus votos van a ser decisivos. Es decir, que si el PP necesitara los votos naranjas para la investidura, la condición que pondrá encima de la mesa será exigir políticamente su marcha de la política.

El partido que encabeza Inés Arrimadas apuesta por una campaña de oposición a la figura de Mañueco, al que ha puesto en la picota y al que Igea acusa de haber traicionado su palabra.

En un desayuno informativo en Madrid, protagonizado por Arrimadas y organizado por Nueva Economía Fórum el líder naranja afirmaba:

Puedo garantizar dos cosas: eso (no hacer presidente a Mañueco) y que todos somos mortales.

Yo hablo castellano antiguo: nunca jamás.

Aunque la presidenta de Ciudadanos no lo ha verbalizado, sí ha expresado este viernes su profunda decepción personal con Mañueco, recordando que tenían una relación «cordial» y que incluso hablaban «periódicamente». Ahora, muy molesta, arremete contra él. «Pido a los ciudadanos que premien en las urnas la honestidad y castiguen la mentira».

Además de Arrimadas e Igea, han acudido este acto por la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís- encargada de presentar el acto- Edmundo BalDaniel Pérez Calvo y Marina Bravo. También ha habido diputados, eurodiputados y líderes autonómicos, como el catalán Carlos Carrizosa.

Arrimadas ha arremetido contra el PP y ha acusado a Pablo Casado de estar «jugando al Monopoly» para intentar llegar a Moncloa. Ha señalado a Génova como el «autor intelectual» del adelanto electoral en CyL en pos de sus propios intereses. «Esta operación es digna de Sánchez, pero a Sánchez hay que ganarle siendo mejor que él y no siendo igual que él«.

En relación a la «reforma laboral», en Ciudadanos siguen a la espera de una llamada de Moncloa después de que Arrimadas lanzara el lunes un flotador al Gobierno ofreciéndole sus votos para refrendarla en el Congreso. Para Arrimadas, es «normal» que Unidas Podemos se esté resistiendo a abrir la vía aritmética de Ciudadanos porque «prefieren tirar del Gobierno hacia la radicalidad y nosotros tirar hacia la sensatez».

Aun así, ha vuelto a insistir en que están dispuestos a ayudar al Ejecutivo para evitar que la reforma laboral «empeore» por «la debilidad del Gobierno y la falta de escrúpulos de Sánchez» a la hora de pactar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *