China refuerza su moneda virtual

Mientras que cada vez restringe más el bitcoin y otras criptomonedas independientes, el gigante asiático apuesta por el yuan digital.

Si el otro día descubríamos con asombro como El Salvador apostaba todo a una criptodivisa descentralizada como es el Bitcoin, China tiene interés en que su nueva divisa sea 100% estatal.

China lleva ya una década trabajando en una alternativa al dinero en efectivo. En una dictadura cuasi totalitaria de este tipo- cada vez con más fracturas- el estado ansía un control total de sus ciudadanos, a los que teme.

En estas circunstancias, tener un control absoluto del dinero es una ventaja tanto a nivel fiscal como de conocimiento y control de flujos económicos con la que otros estados dictatoriales del pasado no contaron.

La implantación e implementación del yuan digital está siendo progresiva y ya avanza a buen ritmo. Estos días, Pekín ha comenzando a habilitar los cajeros la función de convertir yuanes digitales en efectivo y viceversa.

La revolución empieza en Pekín.

Esta fase de normalización del yuan digital está comenzando por la capital China. El Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) y el Banco Agrícola de China (ABC) son los dos bancos que de momento permiten realizar esta operación.

Una de las estrategias que el Gobierno Chino ha adoptado para fomentar el uso del dinero digital pasa por regalar pequeñas cantidades de dinero a algunos ciudadanos.

De esta forma, los pekineses descubren sin miedo que el yuan digital es tan real y utilizable como el físico o como el que tienen en el banco, ni más, ni menos.

De momento, sólo unos 3.000 cajeros de Pekín permiten ya este tipo de operaciones financieras. Se espera que en los próximos meses este salto adelante del dinero digital se expanda a más ciudades y bancos.

Un occidente a la zaga.

Mientras que en China y otros países llevan mucho tiempo con los ojos puestos en las monedas digitales y criptomonedas, Europa y EEUU no han sabido tomarse lo suficientemente en serio este cambio de paradigma.

Ahora bien, desde hace un par de años sí empieza a percibirse ya una preocupación creciente por parte de los países occidentales y otros desarrollados como Japón.

Hace unas semanas se llegó a hablar de una posible moneda digital común a EEUU, Europa o Japón. Paralelamente, parece que la creación del «euro digital» podría estar a la vuelta de la esquina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *