Ceuta construirá en breve un tanatorio musulmán de 450 m² por 650.000 euros para: «Ayudar a entender la pluralidad»

La Ciudad Autónoma de Ceuta ya tiene el proyecto de futuro tanatorio musulmán que la Consejería de Medio Ambiente y Servicios Urbanos de Ceuta con la colaboración de Procesa encargó en mayo del año pasado a María Teresa Cerdeira para concretar las características formales y constructivas de un nuevo edificio público junto al cementerio de Sidi Embarek para complementar las instalaciones para los servicios funerarios de esta comunidad.

En España son casi dos millones de fieles los que profesan la religión islámica, y ya cuentan con enterramientos en 35 cementerios exclusivos para musulmanes

El edificio servirá “para gestionar los servicios de atención a la muerte reposa y responder a la necesidad de la comunidad musulmana y a la diversidad religiosa en nuestra ciudad desde una perspectiva del máximo respeto hacia las especificidades mortuorias de las distintas confesiones religiosas en el marco de la legalidad vigente” y sin obligar a terminar con ninguna tradición, sino como una posibilidad añadida para velar a las personas fallecidas.

La preparación del cuerpo se realizará según las costumbres de la religión musulmana (con una entrada independiente del resto para preservar la intimidad del fallecido)

El presupuesto estimado para la licitación de los trabajos asciende a un total de 648.966 euros y su ejecución, que saldrá “en breve” a concurso, según fuentes del Ejecutivo que preside Juan Vivas, se estima en un máximo de un año y medio.

El Ejecutivo local cree que con este servicio ubicado junto al camposanto islámico sobre una parcela de 450 metros cuadrados se podrá “garantizar que los ciudadanos puedan ser atendidos y enterrados de acuerdo a sus propias convicciones, ayudando a entender la pluralidad de formas de abordar la muerte y entendiendo que ésta es una expresión de los diversos legados de memoria de sus miembros”.

Los musulmanes se tienen que enterrar sin ataúd, en un sudario blanco. El cuerpo tiene que tocar la tierra y estar orientado a La Meca

El inmueble contará con dos plantas y un castillete de acceso a la terraza, que será un elemento de ampliación para facilitar la estancia de más personas cuando sea necesario. En total contará con 537,3 metros cuadrados construidos y 462,2 útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *