CCOO y UGT rechazan una «bajada generalizada de impuestos»: «sería una trampa» y un «disparate»

Los sindicatos han rechazado una «bajada generalizada de impuestos» que han asegurado «sería una trampa y no arreglaría nada»

Sí se manifestarán por la subida de precios de la energía el 23 de marzo, tras meses de silencio, pero lo harán exigiendo soluciones vía el «control de precios».

Pepe Álvarez, secretario general de UGT, ha declarado que una bajada de impuestos supondría:

«Rebajar la capacidad del Estado para redistribuir la riqueza y aumentar los beneficios de las empresas».

Y añade que:

«El debate no es bajar los impuestos, es poder garantizar a los ciudadanos una solución por la vía del control de precios».

Aún es más, ha señalado que:

«La UE tiene que autorizar a los Estados a levantar las normas que impiden el control de los precios, sobre todo, en materia de energía, permitiendo desvincular el precio de la electricidad del precio del gas».

Por su parte, Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha asegurado que bajar los impuestos sólo «oculta la raíz del problema» y supone un «disparate».

Continúa afirmando que

«Se trata de tocar, temporalmente, algunas figuras impositivas que puedan reducir los costes para las personas más vulnerables. Otra cosa es meter por medio un programa político que llevaría a la ruina a nuestro país en el medio plazo».

Se movilizarán bajo el lema Contener los precios, proteger el empleo, frenar el deterioro de nuestras condiciones de vida.

Los sindicatos exigen el control de precios de la energía por lo que han pedido a Sánchez:

«Ir a fondo en las competencias que tiene para limitar la escalada de precios.

EL GOBIERNO PROMETE UNA BAJADA DE PRECIOS

El Gobierno ha asegurado que bajará el precio de la luz, la gasolina y el gas el 29 de marzo, cuando piensa aprobar un real decreto con las medidas de lo que llama Plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas de la invasión rusa de Ucrania.

Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, ha explicado que:

«Estamos barajando diferentes fórmulas, desde ayudas del Estado, fiscales, topar precios o establecer un precio único de la energía de manera que se pueda abaratar».

Bolaños sólo ha instado a los grupos parlamentarios a respaldar la posición de España en el Consejo Europeo que tendrá lugar el 24 y 25 de marzo y también al mencionado decreto ley, pero no ha concretado las medidas que quieren aplicar.

SILENCIO Y SUBVENCIONES

Desde hace meses, el precio de la electricidad, el gas y la gasolina ha subido alcanzando cifras récord, no obstante los sindicatos no se han pronunciado hasta ahora, curiosamente días después de que la convocatoria de subvenciones a sindicatos fuera aprobada por 17 millones de euros.

Cantidad de dinero que se ha duplicado desde que Yolanda Díaz es ministra de trabajo.

No obstante, sí se manifestaron con el PP en el poder en 2017 con precios mucho menores de los que sufrimos en la actualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.