Brutal violación a una niña de 16 años en Igualada, Barcelona, la deja ingresada en la UCI herida de gravedad

Una niña de 16 años fue violada brutalmente cuando regresaba a su casa tras estar de fiesta en Igualada, Barcelona, en la noche de Halloween.

La víctima acabó ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Sant Joan de Déu por la gravedad de sus lesiones.

La menor sigue hospitalizada en estos momentos con heridas graves

Sufre un traumatismo craneoencefálico, un desgarre vaginal y otro anal, se le ha formado un coágulo de sangre, tiene un ojo hinchado y también rasguños y moratones por todo el cuerpo.

La madre ha explicado que su hija sufre un:

«Desgarro vaginal de 5 centímetros, un desgarro anal de 15 centímetros, tiene el esfínter destrozado y una fractura craneal».

Le han saturado la vagina y practicado una colostomía para que temporalmente pueda defecar en una bolsa mientras intentan reconstruir el daño que le han causado en el intestino.

Los Mozos de Escuadra están investigando esta nueva violación, aunque de momento no se sabe nada de los agresores.

La chica ya está consciente pero no recuerda nada, posiblemente por el trauma

HECHOS CONOCIDOS

La chica y sus amigas iban a acudir a celebrar Halloween en la discoteca Epic de Igualada.

Como la joven y su familia viven en Vilanova i la Geltrú, la familia la llevó en coche «a Igualada sobre las ocho de la tarde», le dieron «dinero» y la dejaron «en el Burger King para que comiera algo mientras esperaba a sus amigas».

La niña debía volver luego en tren, algo normal entre los jóvenes de la zona

Según añade la madre de la víctima a El Periódico:

«Sobre las dos, le mandé un WhatsApp para saber si estaba bien y respondió que sí. Estaría en la discoteca. A las cinco le pregunté de nuevo cómo iba y a qué hora pensaban volver. Me dijo solo que cogería el tren a las seis. Fue lo último que supimos de ella, hasta la llamada de los Mossos».

Al salir de la discoteca, algo antes de las seis, la joven se desplazó a la estación de tren para regresar a su casa, lugar donde se habría producido la violación.

Un camionero la encontró, una hora después, desnuda e inconsciente de madrugada en un descampado de la calle Italia del polígono industrial Les Comes.

El hombre pensó que estaba muerta, la tapó con una manta y llamó a emergencias

Fue posteriormente trasladada al hospital donde sus terribles heridas pusieron de manifiesto que había sido salvajemente violada, de tal manera que los investigadores consideran que ha sido una manada.

La madre de víctima ha revelado también que su hija no recuerda nada y ha solicitado colaboración ciudadana a fin de poder averiguar qué ocurrió esa noche, identificar y detener a sus agresores y que paguen por sus brutales actos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.