Brutal ataque de la extrema izquierda al acto de VOX al grito de «a por ellos como en Paracuellos»

La violencia deja 14 heridos y un diputado hospitalizado entre una lluvia de piedras y ladrillos.

Brutales agresiones en el acto de presentación de la candidata de VOX por Madrid, Rocío Monasterio, las más violentas y salvajes que ha sufrido el partido durante ninguna campaña.

Grupos de extrema izquierda como Bukaneros y diversos grupos Antifa, alentados por jaleas de Podemos y por las de sus semejantes, se han congregado para impedir el acto agrediendo a los participantes.

Ladrillos, piedras, adoquines, botellas de vidrio, estacas, zapatillas; la izquierda radical ha atacado con toda su saña a los congregados, saltándose el cordón policial y llegando a agredir también a puñetazos a algunos de los participantes y de los agentes.

Catorce personas han resultado heridas, con lo que hasta que haya confirmación médica sobre posibles fracturas, parecen brechas en la cabeza. Un policía ha recibido una paliza, el diputado de VOX por Guadalajara, Ángel López, ha sido hospitalizado con una fractura en la mano causada por el impacto de un objeto contundente. Varias denuncias por redes sociales también afirman haber visto a mujeres con ropa rota que han sido agredidas incluso antes de que empezara el acto.

Un radical ha acosado a la periodista de La Gaceta de la Iberosfera Rebeca Crespo y agredido a puñetazos a un simpatizante, como ha recogido el mismo periódico en un vídeo.

Las consignas de los atacantes iban desde «fuera fascistas de nuestros barrios», «Madrid será la tumba de la ultraderecha, vosotros fascistas sois los terroristas» hasta «a por ellos como en Paracuellos».

Esta última consigna se refiere a la brutal y sangrienta matanza de Paracuellos del Jarama (Madrid) donde en otoño de 1936 bajo las órdenes del comunista Santiago Carrillo -la izquierda socialista, los republicanos- se asesinó a un mínimo de 4.500 personas, de los cuales 276 eran niños.

Los dirigentes de VOX estaban separados de los radicales por tan solo dieciocho pasos y han tenido que ser escoltados por un cordón policial para impedir que fueran agredidos.

Durante todo el tiempo que ha durado el acto, la izquierda ha abucheado, gritado, ondeado pancartas, agredido, intentado llegar a los simpatizantes y a los dirigentes presentes, lanzado objetos y generalmente haciendo todo lo posible para que fuera extremamente complicado escuchar nada.

A pesar de la violencia, cientos de personas se han acercado a escuchar a los líderes de VOX, aunque parte de ellos han quedado bloqueados por el cordón de radicales y no han podido acceder a la plaza, teniendo que quedarse en los aledaños a ésta.

El acto ha tenido que ser suspendido varias veces. Durante una hora la lluvia de piedras, objetos y palos ha sido constante. En medio de los ataques, el líder de VOX, acostumbrado a los mismos agresiones por parte de etarras y proetarras desde su juventud, ha salido a la palestra y declarado con firmeza:

«Los barrios también son nuestros, las calles también son nuestras y Vallecas también es nuestra!»

«Dieciocho pasos hemos tenido que contar hasta acercarnos a esos miserables. Esto es lo que ha conseguido Grande-Marlaska. Que 13.000 vallecanos no puedan expresarse con libertad«

«Marlaskaeres un ministro criminal. No nos sirve de nada tu helicóptero para evitar que nos lancen objetos como este, ¡En pie españoles de Vallecas!«

«Esto es lo que os representaEsta es vuestra única fuerza. Hoy podría haber habido aquí muertos. Vamos a estar aquí hasta el final. Me dirijo al jefe del dispositivo, para que evite que se sigan lanzando objetos y podamos decir hasta la última palabra. Este acto no acabará hasta entonces».

«Esto que está permitiendo Marlaska no pasa en ningún lugar de Europa. En un barrio donde el 12% de los vecinos nos han votado. Marlaska debe pagar por los delitos electorales que se están cometiendo aquí».

Monasterio ha afirmado que «creemos en la libertad, estamos en España. Hoy estamos aquí para defender a los barrios que lo están pasando peor. Porque sabemos que en estas calles es donde se está sufriendo más a causa de la pandemia. En estas calles hay muchos comercios cerrados. Las familias lo están pasando mal. Y mientras, la izquierda caviar ¿dónde está? ¡En Galapagar! Ya no le preocupan los pequeños comercios». (…) Necesitamos la dignidad de una buena vivienda, poder abrir los comercios, ganarte el pan, que es lo que no nos deja Pedro Sánchez. ¡No podemos aguantar más!«

Han llegado a tener que suspender el acto doce minutos mientras Abascal reclamaba públicamente al jefe del dispositivo de la Policía  Nacional que garantizase la seguridad de los congregados «Hay personas heridas» ha clamado.

Macarena Olona ha intentado contactar con el ministro de Interior, pero Marlaska, según sus propias declaraciones a la prensa, se ha negado a hablar con ella: «por conducto de la Presidenta del Congreso de los Diputados se ha trasladado que no hablaba conmigo y que el dispositivo de seguridad era suficiente con dos personas con la cabeza abierta y un diputado en el hospital».

Solo ha habido dos detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *