Blue Origin pierde la demanda contra la NASA. Será Space X quien lleve al hombre de nuevo a la Luna

Jeff Bezos recibe una nueva humillación por parte de su archirrival Elon Musk, que ya parece haberle arrebatado definitivamente el título de hombre más rico del mundo.

Un juez federal ha fallado en contra de la compañía espacial de Jeff Bezos, Blue Origin, en la demanda de esta compañía contra la NASA por el gran contrato otorgado a SpaceX de Elon Musk para desarrollar el módulo de aterrizaje lunar del Programa Artemisa.

La decisión representa un nuevo revés y una humillación para Bezos, que vuelve a perder una batalla contra Musk. Ambos magnates son los dos principales representantes de la carrera espacial de la empresa privada (junto a Virgin y a alguna más).

Elon Musk no se ha contentado con volver a ganar a Bezos en un concurso tan decisivo (que seguramente ayude a Space X a sacar aún más ventaja tecnológica a sus rivales) también respondió al fallo publicando una foto en Twitter con el mensaje: «¡Has sido juzgado!».

Blue Origin demandó a la NASA en agosto después de que la agencia adjudicara a SpaceX el único contrato para el programa Human Landing System (HLS), valorado en US$ 2.900 millones. La NASA argumentó que había esperado otorgar dos contratos, pero solo otorgó un contrato único a SpaceX porque el Congreso no asignó fondos suficientes para el programa HLS.

En un comunicado, Blue Origin dice que continuará asociándose con la NASA en otros aspectos de su programa Artemisa, mientras continúa arrojando dudas sobre «los importantes problemas de seguridad con el proceso de adquisición del Sistema de Aterrizaje Humano que aún deben abordarse».

Devolver a los astronautas de forma segura a la Luna a través del modelo de asociación público-privada de la NASA requiere un proceso de adquisición sin prejuicios junto con una política sólida que incorpore sistemas redundantes y promueva la competencia. Blue Origin sigue profundamente comprometido con el éxito del programa Artemisa, y tenemos una amplia base de actividad en múltiples contratos con la NASA para lograr el objetivo de Estados Unidos de regresar a la luna para quedarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.