Biden se lava las manos de Afganistán, reivindica su abandono y se vuelve de vacaciones

Joe Biden ha hecho una breve pausa en sus vacaciones para hablar en una comparecencia de prensa larga y reiterativa, en la que no se ha permitido hacer pregunta alguna.

El presidente de EEUU ha empezado hablando de que el interés real americano en Afganistán que es:

«Quiero recordar a todos cómo llegamos aquí y cuáles son los intereses de América en Afganistán. Fuimos a Afganistán hace casi 20 años con objetivos claros, acabar con aquellos que nos atacaron el 11 de septiembre de 2001 y asegurarnos de que al-Qaeda no pudiera usar Afganistán como una base desde la que atacarnos de nuevo».

Luego añade, que dicha misión ha sido llevada a cabo con éxito, debilitando al-Qaeda y eliminando a Bin Laden.

Afirma después:

«Nuestra misión en Afganistán nunca pretendió construir una nación. Nunca pretendió crear una democracia centralizada unificada. Nuestro único interés nacional vital en Afganistán se mantiene hoy como siempre ha sido, prevenir un ataque terrorista en territorio americano.»

También ha utilizado el abandono por parte del presidente de Afganistán de su pueblo, para reforzar su argumento:

«Así que qué ha ocurrido? Los líderes políticos afganos se rindieron y huyeron del país. El ejército afgano ha colapsado, a veces sin intentar luchar. En todo caso, los acontecimientos de la última semana han reforzado que acabar con la intervención militar en Afganistán ahora ha sido la decisión correcta.»

Ha recalcado:

«Las tropas americanas no pueden y no deben luchar en una guerra, y morir en una guerra que las fuerzas afganas no están dispuestas a luchar por sí mismos.»

Biden ha recordado el acuerdo firmado entre Trump y los talibanes, que ya había fijado la retirada de EEUU de Afganistán:

«He heredado un trato que el Presidente Trump negoció con los Talibán. Bajo este acuerdo, las fuerzas estadounidenses han disminuido durante la administración Trump de alrededor de 15.500 fuerzas americanas a 2.500 tropas en el país.»

«Bajo este acuerdo las fuerzas estadounidenses habrían estado fuera de Afganistán para el 1 de mayo de 2021.»

Biden incumplió el acuerdo extendiendo la estancia americana y los talibanes declararon que tras esta ruptura no tenían que mantener su parte y lanzaron entre abril y junio 22.000 ataques, de acuerdo al difunto gobierno afgano.

Declara además que sólo quedaban dos posibilidades, retirarse de Afganistán o la guerra:

«Defiendo firmemente mi decisión. Después de 20 años, he aprendido a las malas que nunca es un buen momento para retirar las fuerzas estadounidenses. Esa es la razón por la que seguimos allí».

No obstante ha admitido que:

«La verdad es que esto si se ha desarrollado más rápido de lo que anticipábamos».

Ha alegado también que a pesar de haber abandonado el país:

«Seguiremos apoyando a los afganos»

«Seguiremos alzando la voz por los derechos básicos de la población afgana, las mujeres y niñas, tal y como hacemos por todo el mundo».

Biden ha autorizado también el despliegue de 6.000 tropas a Afganistán para ayudar en las evacuaciones.

No ha comentado nada de la peligrosa situación ni en la capital, ni en el aeropuerto

Ha asegurado, que el descenso de Afganistán en el férreo puño terrorista islamista de los talibanes, es y habría sido siempre inevitable:

«Los eventos que estamos viendo ahora son la triste prueba de que ninguna fuerza militar podría jamás lograr un Afganistán estable, unido y seguro«

Se le ha preguntado sobre los afganos que se han aferrado desesperadamente a los aviones al despegar para dejar el país, pero se ha retirado de la zona sin responder preguntas y en ningún momento ha hablado de ninguna de las terribles situaciones que han transcendido hasta ahora.

Tras la comparecencia, ha vuelto de vacaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *