Batacazo de la Justicia a Hacienda por multar una empresa al rechazar ésta que accedieran a sus ordenadores

El Tribunal Económico-Administrativo Regional de Galicia (TEAR) ha dado la razón a una empresa gallega y así pues anulado una multa que Hacienda le había puesto por valor de 301.537 euros.

La empresa negó el acceso a sus ordenadores a los inspectores de Hacienda, por lo que éstos calcularon una multa del 2% de la facturación de la compañía en el ejercicio anterior a la investigación, afirmando que estaban mostrando «resistencia, obstrucción, excusa o negativa«.

El TEAR sin embargo ha sentenciado que sin autorización judicial los inspectores no pueden acceder a los ordenadores de la empresa

Esta sentencia también es apoyada por otra del Tribunal Constitucional, que ha reconocido la inviolabilidad del domicilio social de las empresas.

Esto significa que toda inspección que requiera entrar en la sede de una empresa requiere autorización jurídica previa y no se puede sancionar la negativa de los empresarios a dar acceso sin ella.

Por otro lado, el Tribunal Supremo señaló en otra sentencia que «los lugares utilizados por representantes de las personas jurídicas para desarrollar sus actividades internas» serán los protegidos constitucionalmente.

Hacienda utilizó esta última interpretación de la ley para alegar que no era un espacio constitucionalmente protegido.

No obstante el TEAR lo ha interpretado de manera diferente y ha fallado a favor de la compañía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *