Barcelona como punto de inflexión

La Unión Deportiva Logroñés afronta mañana la jornada 30 de liga en tierras catalanas. El encuentro está especialmente marcado por el mal momento que viven riojanos y pericos.

Situación límite la que está viviendo el Logroñés desde hace ya bastantes jornadas. Los blanquirrojos no consiguen sumar los tres puntos desde comienzos de año y llegan a Barcelona con la urgencia y la necesidad de intentar arañar la victoria ante uno de los “cocos” de la categoría: el Espanyol. El equipo catalán tampoco está viviendo sus mejores momentos desde que comenzó la temporada, ya que acumula tres empates consecutivos y se encuentra fuera de las posiciones de ascenso directo a LaLiga Santander. Sin embargo, uno de los datos más preocupantes de los pericos es el hecho de haber recibido los mismos goles en las últimas ocho jornadas de liga que en toda la primera vuelta. Una mala estadística que, sin embargo, se ve compensada sabiendo la dinámica goleadora de los riojanos, a los que les cuesta un mundo generar goles.

Sergio Rodríguez, que está viviendo sus momentos más difíciles al frente del Logroñés, ha constatado hoy que, en relación al Espanyol, “independientemente de sus últimos resultados, nos vamos a enfrentar a un equipo superlativo de la categoría” así como que “seguimos a lo nuestro: trabajar duro para conseguir resultados y dar lo mejor para revertir la dinámica”. De hecho, Andy Rodríguez también tuvo ayer palabras positivas para tratar de realzar el vuelo: “estoy convencido de que en cuanto consigamos una victoria todo lo vamos a ver de otra manera” y “veo al míster con muchas ganas y transmitiendo la tranquilidad necesaria para sacar adelante esta situación”.

El partido podrá seguirse mañana a partir de las 21:00 horas en GOL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.