Armengol pretende seguir reteniendo a los menores hasta que «no pongan en riesgo la salud colectiva»

Francina Armengol, presidenta socialista del Gobierno de Baleares, pretende seguir reteniendo a los menores y así lo ha comunicado en una declaración realizada una semana después de que tuvieran lugar los brotes del coronavirus en Mallorca:

«Nadie más que yo quiere que vuelvan a sus casas, pero lo harán cuando hayan pasado la cuarentena, estén sanos y no pongan en riesgo la salud colectiva».

Los macrobrotes tuvieron su origen en unos conciertos llevados a cabo en la Plaza de Toros, con la autorización del Ayuntamiento y contra los informes sanitarios y policiacos.

La ineficiente gestión y poca o nula previsión por parte de Armengol, ha llevado a lo que puede con toda probabilidad frustrar el turismo a Baleares, que había conseguido volver a tener luz verde en las listas de Reino Unido.

Armengol ha afirmado que quiere trasladar un mensaje «contundente» a aquel que pretenda viajar a las Islas y se comporte de «manera incívica«; que «se quede en su casa».

«Hemos emprendido acciones contra las empresas y establecimientos que han organizado conciertos y eventos por incumplimiento de las medidas sanitarias. El mensaje es claro: quien la hace, que la pague. Su irresponsabilidad nos hace daño a todos, tanto a ciudadanos como empresas».

Ha añadido que los viajeros tienen «el mismo compromiso que los ciudadanos de las Islas»
También ha recriminado a los estudiantes:

«Después de un año y medio todo el mundo debería saber qué pasa cuando te expones al virus: incluso los jóvenes pueden contagiarse».

Armengol ha señalado que también reforzarán los controles, de manera que sean altamente efectivos y con sanciones.

Ha insistido en llamar a la responsabilidad «porque no puede haber un policía detrás de cada persona»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *