Argelia ya no quiere exportar gas a España a través de Marruecos

Argelia planea dejar de exportar gas a España través de Marruecos después del recrudecimiento de la ya de por sí mala relación diplomática entre ambos países norteafricanos.

El ministro argelino de Energía y Minas, Mohamad Arkab, ha dejado caer que Argelia no está interesada en continuar con el suministro de gas a España a través del gasoducto Magreb-Europa, que atraviesa el territorio de Marruecos. El Gobierno de Argelia rompió el martes sus relaciones diplomáticas con el país alauí, con quien España ha tenido también una crisis diplomática en los últimos meses.

El enfrentamiento entre los dos vecinos norteafricanos por el conflicto en el Sáhara Occidental ha sido, claramente, el detonante de este giro de los acontecimientos.

Estas declaraciones de Arkab, han sido realizadas durante una reunión con el embajador de España en Argelia, Fernando Morán. Llegan poco antes de un mes del 1 de octubre, fecha de expiración del actual contrato de compra de gas.

Para tranquilidad de España y malestar de Marruecos, el ministro Arkab ha enfatizado en un comunicado el “total compromiso de cubrir todo el suministro de gas natural de España a través de Medgaz”.

Al parecer, Argelia pretende mantener el suministro habitual de gas a la Península utilizando única y exclusivamente el gasoducto de Medgaz. Este une de forma directa- sin pasar por Marruecos- a los dos países a través del Mediterráneo. La infraestructura Medgaz enlaza la ciudad argelina de Beni Saf con Almería, en el lado español y permitiría sustituir la ruta marroquí a partir del mes de octubre.

La gasista francesa Sonatrach y la multinacional energética española Naturgy, propietarias de Medgaz, firmaron en julio pasado un acuerdo para poner en marcha este otoño la ampliación del gasoducto. Este podrá alcanzar los 10 billones de metros cúbicos (bcm) al año tras una inversión de 730 millones de euros.

La ampliación permitirá canalizar a través de esta infraestructura un 25 por ciento del gas natural que se consume en España, una cantidad que, gracias a la instalación de un cuarto turbo compresor, podría superar a final de año los 10 bcm previstos.

Un difícil futuro energético para España.

Los incrementos previstos por Argelia y las empresas hispano-francesas implicadas no serían suficientes para compensar un posible cierre del gasoducto marroquí (Magreb Europa). A través de él transitan 8 bcm al año hacia Europa.

Argelia ha propuesto el uso de buques de gas licuado (GNL) para garantizar el suministro. Este es un método por el que España ya recibe actualmente buena parte del gas que consume proveniente de EEUU.

Pero esta alternativa, además de cara plantea dudas sobre la capacidad de este medio para satisfacer la demanda (en aumento). Llegado el caso, se prevé un encarecimiento del gas que coincidiría ya de por sí con un precio de la electricidad en máximos históricos. Además, una posible interrupción accidental del suministro a través de Medgaz, por una guerra con Marruecos, terrorismo o desastre natural, dejaría a la Península sin combustible.

El petróleo y el gas suponen el 95% de sus exportaciones anuales de Argelia, por lo que para el Gobierno de Argel tampoco es fácil de afrontar este cierre de relaciones con Marruecos. Asimismo, Marruecos no puede prescindir del 7% de gas que consume. Lo cierto es las negociaciones entre ambos países sigan en pie, a pesar de todos los desencuentros.

En la actualidad, el gas de Argelia suple entre el 40% y el 45% de la demanda de este combustible en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *