Aragonès se jacta de haber logrado «que el Estado español se siente en una mesa de negociación»

Pere Aragonès, presidente de la comunidad autónoma catalana, se ha jactado de haber conseguido «que el Estado español se siente en una mesa de negociación».

Ha añadido que también:

«Hemos reiterado el reconocimiento institucional mutuo y hemos constatado que estamos ante un conflicto político cuya solución debe ser refrendada por la ciudadanía».

El logro, según Aragonès, es que el Gobierno ha reconocido la existencia de un «conflicto entre Cataluña y España», algo que, «era impensable».

Ha querido darle importancia histórica a la reunión:

«El clamor mayoritario de la sociedad catalana comienza a ser realidad. Salimos a la calle con la reivindicación de ‘Spain, sit and talk’ y lo hemos conseguido».

Ha añadido que la fase en la que se encuentran no es una prolongación de las negociaciones comenzadas anteriormente en tiempo de Quim Torra, sino un «reinicio».

Otro triunfo que ha intentado vender Aragonès es que Pedro Sánchez ha aceptado que «la mesa de diálogo es el instrumento para resolver este conflicto político».

Ha estado de acuerdo sin embargo, con las palabras de Sánchez en las que afirmaba que las posiciones de partida están muy alejadas.

REUNIONES FUTURAS

Aragonès ha asegurado que:

«Las dos delegaciones están trabajando ya en la metodología y el sistema de trabajo. Las reuniones deben ser periódicas, tendrán continuidad, hoy se está hablando de este calendario. También deben ser discretas y lo deben ser para garantizar que pueda ir avanzando».

También ha reivindicado el referéndum de autodeterminación y la amnistía y pedido para conseguirlo, que haya una :

«Unidad de acción entre las instituciones, la sociedad civil y la ciudadanía para hacer inevitables nuestros objetivos».

INTENTO DE PARECER UNA NEGOCIACIÓN ENTRE ESTADOS

El gobierno de la comunidad autónoma catalana ha intentado que la reunión pareciera una negociación entre Estados

Ha dispuesto todo para lograrlo:

  • En primer lugar, Josep Lluís Trapero, jefe de los Mossos, ha salido a recibir a Sánchez a la plaza de San Jaime.
  • Luego el presidente socialista ha pasado revista a un pelotón de la policía regional en traje de gala.
  • Se ha inclinado ante la bandera regional catalana.
  • Y finalmente en rueda de prensa ha comparecido con la bandera de España y la catalana y Aragonès ha ordenado retirar la bandera nacional antes de comparecer él mismo.

La delegación del Gobierno contaba con Félix Bolaños, Isabel Rodríguez, Yolanda Díaz y Miquel Iceta, y la de los independentistas con Laura Vilagrà y Roger Torrent.

COMUNICADO DEL GOBIERNO

La reunión ha terminado sobre las siete y media de la tarde.

Tanto el Gobierno nacional como el regional han emitido comunicados resumiendo en líneas generales las declaraciones de Sánchez y Aragonès.

La nota de la Secretaría de Estado de Comunicación del Gobierno de España ha señalado que:

«La reunión de este miércoles se enmarca en la nueva etapa de diálogo y reencuentro para Cataluña que el Gobierno de España puso en marcha en el año 2018. El Ejecutivo siempre ha sostenido que el modelo recogido en la Constitución es el único marco posible para reconocer la enorme y rica diversidad del país, consolidar derechos y garantizar la convivencia de una sociedad plural como la catalana. En ese sentido, la Agenda para el Reencuentro pretende sentar las bases de un proyecto de unidad donde se recuperen los afectos y donde Cataluña vuelva a ser uno de los motores económicos de España».

COMUNICADO DE LA GENERALIDAD

La nota oficial de la Generalidad indica que:

«Las dos delegaciones, encabezadas por sus respectivos presidentes, han reiterado el reconocimiento institucional muto y han constatado de nuevo que estamos delante de un conflicto político y que requiere una solución de carácter político y democrático basado en el diálogo y la negociación».

Dicho escrito también ha hecho hincapié en la amnistía y la autodeterminación y:

«En poner el futuro de Cataluña en manos de la ciudadanía. En este sentido, han expuesto (los representantes de la Generalidad) que la del referéndum es la fórmula más inclusiva de todas».

Finalmente han declarado que:

«Se ha recordado que el acuerdo final de la mesa deberá ser avalado por la ciudadanía de Cataluña a través de una votación».

Estas palabras coinciden con las expresadas por Sánchez en su última entrevista en TVE donde afirmó que los catalanes deberán votar sobre el acuerdo que salga de la negociación, aunque negó que dicha votación fuera a ser un referéndum de autodeterminación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *