Andalucía tendrá a Macarena Olona

Honradez, respeto, decencia, valentía, coraje, gratitud, justicia, firmeza, seriedad, honestidad, integridad, bondad, humildad, dignidad, honorabilidad, fidelidad, lealtad, patriotismo, ley y orden… Macarena Olona.

Estimado lector, estos son parte de los puntales morales que forman la arquitectura humana y política de la candidata de VOX en Andalucía. Le ruego me permita contarle algo.

Corría el 9 de octubre del 2021. El lugar, IFEMA. La ocasión, el congreso VIVA21 de VOX. A lo lejos diviso una aglomeración de personas, mientras escucho de fondo, «mira, es Macarena, viene Macarena». Son muchas las personas que se acercan a saludarla, abrazarla y mostrarle su cariño.

Espero pacientemente a que termine el habitual ritual de abrazos, besos y fotos. Impresiona ver el cariño que despierta. Muy merecido, pero impresionante. Cuando consigo acercarme a ella, le tiendo mi mano y le digo: «la esperamos por Andalucía, doña Macarena». Sonriente, como siempre nos atiende, me estrecha su mano y dice: «ya veremos qué ocurre». En ese momento tuve claro que sería la presidente perfecta de Andalucía.

Días después, publicamos una columna titulada: Andalucía necesita a Macarena Olona. Cuando entré en Twitter, me llevé una gratísima sorpresa: tenía un mensaje suyo agradeciéndonos lo expuesto en el artículo. Yo no daba crédito. Me sorprendió que lo hubiese leído y, además, tuviese la deferencia de darnos las gracias.

El 2 de diciembre tuve el honor de conocerla personalmente. Después de entregarle mi libro España Renace, debidamente firmado, me despedí de ella, no sin antes darle las gracias por todo lo que hace en defensa de España. En ese momento desconocía que me esperaba otra sorpresa.

Cuando me iba, me dijo: «ah, pero, ¿no te vienes a cenar con nosotros?». Le dije que no podía porque cuando tuve conocimiento del evento, no quedaba aforo. «Te quieres venir, ¿verdad? Pues te vienes», dijo. Le contesté que me encantaría. De inmediato dio instrucciones para buscarme un sitio. Todo lo hizo sin dejar de esbozar una sonrisa.

Me pareció un detalle tan humano, que solo acerté a darle las gracias. Que una política con tan altísimas resposabilidades fuese capaz de mostrar interés en alguien desconocido, me impactó. Lo tuve claro, mi voto no es solo para VOX, es para Macarena Olona.

Durante la cena, tuve ocasión de volver a hablar con ella. Me asombró su cercanía. Ver la persona que es cuando se baja del estrado. Debo decir que me parece una de las mejores cabezas de la política española, y eso que en VOX hay mucho talento. Muchísimo. Pero en la distancia corta, al hablar de tú a tú, la «leona» política que es, temida y con razón por sus adversarios, es superada por su caudal humano.

Debo decir que tuve la sensación que es la hermana, hija, novia, esposa, amiga y compañera que todos desearíamos tener. Un ser humano excepcional. Alguien que cuando te mira a los ojos, sabes que te dice la verdad. Que no te fallará. Que puedes sentirte dichoso de compartir nación con ella, porque es una persona de palabra.

A Dios gracias, por fin tenemos a alguien en Andalucía que sí nos representa, que sí nos defiende y que sí nos ayudará a estar en el lugar que merecemos

Muchos la prefieren en el Congreso de los Diputados. Lógico. Lo único «malo» de ser tan buena es que todo el mundo la quiere tener cerca. Porque cuando se trata de dar la cara hasta la extenuación y defender aquello en lo que cree, sin miedo a nada ni a nadie, ella no tiene rival. Es garantía de victoria segura. Sus rivales lo saben, por eso le temen.

Hay quienes piensan que VOX no puede ganar en Andalucía. Que está todo decidido. Qué equivocados están, qué poco conocen a Macarena Olona. El 19 de junio lo veremos. Se puede ganar y se va a ganar en Andalucía. No tengo ninguna duda. Sirvan estas palabras como agradecimiento a VOX y a Macarena Olona.

“No tengo miedo de un ejército de leones guiado por ovejas; tengo miedo un ejército de ovejas guiado por un león” (Alejandro Magno). El león es leona y se llama Macarena Olona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.